Vinicius sostiene la bandera – AS.com


Vini se pone a 100.- Su ausencia en el once titular fue la gran sorpresa negativa de la fría velada de Valdebebas. Vinicius tendrá lo que ustedes quieran, pero nunca se esconde en situaciones de máxima dificultad. Con Solari lo demostró sobradamente. Lo bueno es que cuando Zidane le hizo saltar al campo a falta de media hora, con el partido de color donostiarra, se rebeló como debe hacerlo un buen profesional: pidiendo la pelota, buscando la vertical, empujando en busca del empate. Un objetivo que llegó, para alivio de ese madridismo aturdido por el gatillazo inminente, en el minuto 88. Lo hizo como Frank Sinatra, My Way, a su manera, pero esos goles valen igual. Un gol, en su partido oficial número 100 con la camiseta blanca, que nos rescata la esperanza y que permite soñar con un milagro en forma de nuevo título de Liga. Ganando el derbi del Wanda este domingo, el Madrid se pondría a dos puntitos del Atleti y todo estaría por decidir. Este gol nos permite no agachar la cabeza. Vini agarra el Clavo Ardiendo…

Decíamos ayer.- Parece que fue hace dos telediarios, pero ya han pasado 365 días. Un año desde aquel inolvidable 1 de marzo. Clasicazo en el Bernabéu. Victoria rotunda sobre el Barça de Messi y Luis Suárez con dos goles de Vinicius y Mariano. 82.000 entusiasmados testigos. Un mundo real que ahora nos parece tan lejano… Un año más tarde también hubo partido de Liga. Pero fue sin testigos y en el Estadio Alfredo Di Stéfano de Valdebebas, donde apenas caben 6.000 espectadores. El ruido ensordecedor de la grada se ve suplido por los gritos de los jugadores, las quejas de los técnicos y las órdenes del árbitro. En vez del Barça rindió visita la Real Sociedad de Imanol, un equipo que hace un fútbol de cartelera pero al que le falta colmillo. Con 0-1, Isak dejó escapar el balón del descabello. Un alivio. Lo que se asemejó aquel 1 de marzo de 2020 a este de 2021 es la fe inquebrantable de Vinicius. De rebote otra vez. ¿Y qué? Esos goles son igual de valiosos y demuestran la fe con la que ataca la pelota. Meterlos así también es un arte. Le pedía el otro día al chaval que recuperase la ‘Ginga’, su fútbol de barriada. Y eso hizo. En El Wanda, con Benzema recuperado y Rodrygo y Vinicius en los extremos, podemos dar una dentellada a la tropa del Cholo. La Liga aún está viva. Vini, gracias a ti. Obrigado.

Falta un killer.- No seamos resultadistas. El Madrid chutó a gol 21 veces, aunque solo tres fueran entre los tres palos (¡qué pena ese larguero de Mariano!). Desde que se fue Cristiano, cada gol del Madrid es un trabajo de ingeniería y muchas horas en el taller. A un zoólogo le preguntas qué animales predominan en las estribaciones de los Pirineos que llegan hasta el Principado de Andorra y te responderá sin titubeos que allí conviven como especies más significativas el urogallo, la perdiz nival, el mochuelo boreal, la marmota y el sarrio (el rebeco de los Pirineos). Pero si ahora preguntas quién de verdad tiene la llave del gol en el Madrid nos quedamos mudos y perdidos…

A por el Atleti.- El gol de la esperanza de Vini va por Cayetana, la hija de Gabi ‘Teletipo’ que ha cumplido tres añitos. Y va por mi amigo Carlos Tapiador y su hijo Pedro Pablo, de la Peña Madridista ‘Santiago Bernabéu’ de Malagón (Ciudad Real), que ya ha cumplido 63 años de existencia y que mantiene a sus 305 socios al corriente de pago pese a la complicada crisis económica derivada por la pandemia. ¡Viva La Mancha merengue!

 



Fuente: As.com

Compartir