Una liga más que merecida para el Real Madrid


Ferland Mendy
Fran Santiago/Getty Images

La recta final de LaLiga llega a su fin, tan solo quedan dos jornadas en un sprint en el que los blancos parten con una ventaja importante sobre los culés y la meta está cada vez más cerca para los de Zinedine Zidane. El Real Madrid logró imponerse al Granada después de una primera parte sobresaliente y un segundo tiempo en el que sufrieron más de lo deseado, pero al final los tres puntos regresaron con el equipo a la capital, donde ya se respira esa sensación de triunfo.

Si bien es cierto que no es bueno cantar victoria antes de tiempo porque todo puede pasar en los partidos frente a Villarreal y Leganés que los merengues tienen por delante, el título parece estar más que asegurado. Los madridistas han sido los mejores tras el obligado parón por el coronavirus y después de enlazar diez triunfos consecutivos se antoja complicado que dejen escapar LaLiga cuando tan solo necesitan uno más para levantar el trofeo.

Sergio Ramos, Thibaut Courtois
Quality Sport Images/Getty Images

La afición merengue hacía mucho que no podía contar diez partidos consecutivos como victorias y eso es la mejor muestra de cómo este Real Madrid ha sido capaz de sobreponerse a una pandemia mundial, al cansancio propiciado por el calendario apretado, a la presión de sentir a su máximo rival en la nuca y a las bajas. ‘Zizou’ y sus pupilos han demostrado que se merecen más que nadie esta Liga que pasara a la historia como la del coronavirus.

Lejos del equipo que lograba los títulos por su pegada, los blancos han fundamentado su campeonato en la solidez defensiva al consagrarse como el equipo menos goleado de LaLiga, lo que llevará, además, a Thibaut Courtois a lograr su tercer Trofeo Zamora. El reconocimiento del belga como mejor portero de la competición será el primero para un guardameta madridistas desde que Iker Casillas lo ganase allá por el año 2008, y desde entonces ha llovido.

Más allá del seguro que ha encontrado el Real Madrid en la portería, la defensa ha demostrado un nivel sobresaliente con Sergio Ramos enseñando su mejor versión tanto en la zaga como de cara a puerta. El camero se crece en las grandes citas, se ha tomado los últimos nueve partidos como nueve finales y ahí es indudable que se viste de líder y es uno de los mejores. Raphaël Varane se ha convertido en el mejor socio del capitán blanco y Eder Militao, cuando ha tenido la oportunidad, ha estado a la altura.

Karim Benzema
Quality Sport Images/Getty Images

En la medular Casemiro, que ya era indiscutible antes del confinamiento, ha dejado claro que ni una pandemia puede pararle y tanto Kroos como Modric han vuelto a un nivel bastante alto, sobre todo en los encuentros más recientes. Y arriba el nombre propio es Karim Benzema, que pese a haber enlazado hasta cuatro partidos sin marcar, ha sido tan importante con sus goles como con su capacidad para hacer jugar al equipo. El francés ha sido el que ha tirado del carro blanco durante toda la temporada y media Liga es suya.

En resumen, el Real Madrid podrá proclamarse campeón de LaLiga si se impone al Villarreal el próximo jueves en Valdebebas, poniendo el broche de oro a una temporada que por momentos se fue al traste y finalmente terminará con un trofeo debajo del brazo. Un título más que merecido al ser el equipo que mejor se ha recuperado de una situación completamente desconocida para superar a todos sus rivales tras la vuelta al trabajo.



Fuente: 90min.com

Compartir