Un sobreviviente de la tragedia de Chapecoense compartió una foto impactante y con humor


Será un cumpleaños especial. Como todo aniversario en tiempo de coronavirus. Este domingo, el recordado Chapecoense cumple 47 años y celebrará, dadas las circunstancias, con acciones virtuales.

Se espera la presentación en redes sociales de las nuevas camisetas para 2020 (para cuando pueda estrenarlas a la espera de la conclusión, en primera instancia, del campeonato estadual de Santa Catarina) y la salida a los balcones de las ciudad, a las 19, para cantar el ya tradicional “vamo’ vamo’ Chapé” que tanto se popularizó en 2017, antes y después de la tragedia aérea que se llevó a 71 vidas y dejó a tres jugadores sobrevivientes: Alan Ruschel, Helio Neto y Jakson Follmann, quien peor la pasó pues su carrera acabó en ese mismo instante: perdió buena parte de su pierna derecha.

El fútbol activo se acabó pronto para el arquero suplente de Chape, de vínculo estrecho en su infancia con la Argentina, pero su carisma le permitió crecer en la vida. Actual embajador del club y reciente papá de Joaquim, hoy su vida pasa por otro lado. ¿Ejemplo? En diciembre del 2019 ganó el certamen Popstars a pura música (y se llevó, de paso, 250.000 reales, unos 50.000 dólares). En la recta final del torneo de canto le tocó cantar en un nuevo aniversario del accidente, situación que emocionó a todo Brasil.

Hace un par de días, el propio Follman dejó su mensaje relacionando su experiencia de 56 días de internación -con 40 días sin poder hablar- con el confinamiento que desarrolla en todo el mundo. “En mis lives hablo de que pasé por una situación con muchas semanas encerrado. Hoy no tenemos mucho para hacer. Les hago la comparación porque, aquella vez, yo estaba luchando por mi vida. Así que si te relajás, si no usás tapabocas, ese virus te puede matar. Tengo que estar aislado, quietito e intentando ayudar de algún modo”, dijo.

Y esa tranquilidad, Follman supo manejarla con el buen humor que lo caracteriza. Este fin de semana, a horas del aniversario de su querido Chape, le metió un jocoso toque de humor negro a sus posteos. “A la hora de una peli, no puede faltarme mate ni pochoclo. Y a falta de balde…”, la dejó picando Jackson en una historia de instagram, mientras mostraba a su pierna ortopédica como soporte del popcorn. Una forma de asumir con humor lo que la vida le deparó.

Jakson Follmann, entre la paternidad, el mate, el pochoclo y el humor.

Jakson Follmann, entre la paternidad, el mate, el pochoclo y el humor.





Fuente: Clarin.com

Compartir