Un año más para el capitán Sergio Ramos


Sergio Ramos
TF-Images/Getty Images

‘El coronel no tiene quien le escriba’ cuenta la historia de un militar retirado que espera la carta que le confirme su pensión de veterano de la guerra civil. Sergio Ramos, curtido también en mil batallas, aguardaba también una notificación, en su caso de Whatsapp o del correo electrónico, para firmar su renovación con el Real Madrid. Gabriel García Márquez relató cómo el coronel nunca recibió esa carta, pero Florentino Pérez si parece haber terminado con la espera de su capitán.

Sergio Ramos aterrizó en el Real Madrid en 2005, siendo un joven con un futuro prometedor, y ahora, 15 años después, no solo es el capitán del equipo, también es un símbolo, uno de los hombres que mejor han defendido el escudo del cuadro merengue. Con su extensión de contrato cumplirá las 17 temporadas como futbolista blanco y tendrá la oportunidad de seguir aumentando su palmarés de títulos, que hasta la fecha está fijado en 21.

El camero seguirá vistiendo de blanco una temporada más, alargando así su contrato, que expiraba dentro de un año, hasta el verano de 2022. El conjunto blanco continúa así su filosofía de renovar año a año a los jugadores que superan la treintena y mantiene al líder del equipo tanto dentro como fuera del campo. Una alegría para el madridismo, que en 2022 vivirá un año histórico.

El 2021 es año de Eurocopa y Juegos Olímpicos después de su aplazamiento a causa del coronavirus y Sergio Ramos, que pretendía formar parte de los dos equipos, tratará de estar presente en las dos citas. Pero es que en 2022 además de la celebración del Mundial en Catar, el Real Madrid cumplirá 120 años de historia con la inauguración del nuevo Santiago Bernabéu, y el defensa andaluz no querrá dejar escapar la oportunidad de salir en esa foto.

Se desconoce si la renovación del contrato implicará un cambio en el salario de Ramos, pero después de tantos años en la élite no será por dinero. El camero, a diferencia del coronel de García Márquez, no tendrá que acabar diciéndole a su mujer que tendrán que comer «mierda», porque, como atestigua este artículo y la llamada a la renovación, el capitán si tiene quien le escriba.





Fuente: 90min.com

Compartir