Test en Bahréin: Alonso se da una paliza



Test en Bahréin: Alonso se da una paliza 1

Poco se sabía del test de Fernando Alonso en Bahréin con el RS18 hasta el miércoles por la tarde, cuando llegaron las primeras fotografías y el único dato: dio 93 vueltas al circuito de Sakhir. Se trata de 500 kilómetros, el equivalente a un gran premio completo sumando los libres, la clasificación y la carrera. Teniendo en cuenta que en el filming day de Barcelona su rodaje estaba limitado a 100 kilómetros, esta jornada en el Golfo sí habrá servido para que el asturiano afine su punto físico de cara a la temporada 2021. El cuentavueltas hizo su trabajo pero el cronómetro no ha comunicado el suyo: los tiempos del protagonista son una incógnita, por ahora.

Alonso apareció en Bahréin con un casco provisional, de incógnito, y se subió a un Renault negro sin decoraciones más allá de los patrocinadores habituales. No ha trascendido que hubiera problemas durante la mañana, más bien lo contrario, aunque este primer día de entrenamientos ha sido generalmente opaco. Su finalidad no es fotografiar al futuro piloto de Alpine Renault ni generar contenidos digitales o expectación mediática, como en Montmeló, sino otorgar kilómetros de calidad en un entorno tranquilo para que el bicampeón español, de 39 años, prepare en la pista su regreso a la Fórmula 1 y pueda buscar los límites de la mecánica.

El coche es antiguo pero no tenía óxido, ha estado en funcionamiento en la pista desde el fin de semana con un extenso programa de test junto a los pilotos de desarrollo del equipo. Estuvieron el australiano Oscar Piastri, campeón de la F3 (82 vueltas), el danés Christian Lundgaard (101 vueltas) y el chino Guanyu Zhou, que simuló un gran premio. En su caso hubo «una serie de problemas que limitaron su rodaje» durante una de las jornadas. Para Alonso, será importante librarse de las pequeñas averías en el RS18. Le queda otro día de trabajo, el jueves.



Fuente: As.com

Compartir