Superliga de locos: el campeonato más parejo de los últimos tiempos promete un final apasionante – 05/11/2019


Van apenas doce fechas, pero ya se disputó más de la mitad de una Superliga que sólo tendrá 23 jornadas y el final está previsto para la primera semana de marzo. La punta ahora tiene dos dueños: Argentinos, que empató 0-0 con Defensa y Justicia; y Lanús, el único que supo aprovechar el cierre de la fecha del lunes, que derrotó 1-0 a Huracán.

Ahora hay seis equipos apretaditos por apenas cuatro puntos. Como sucedía en muchos de los torneos cortos -19 fechas que se jugaron entre 1991 y 2014-, la competencia promete emoción hasta el final.

El fútbol argentino sufrió cambios vertiginosos desde que, por iniciativa de Julio Grondona, los dirigentes de los clubes aprobaron el ascenso de 10 equipos en 2014 y entonces la Primera División pasó de 20 a 30 equipos. Un torneo largo anual (2015), uno corto semestral (2016) y otro largo de 30 equipos ya por temporada (2016/17). Luego 28 (2017/18). Más tarde, en la primera versión de la Superliga, 26 (2018/19). Y ahora, 24.

La ecuación parece ser: menos fechas, más equipos apretados. En la temporada 2016/17, jugaron 30 equipos y luego de la 16ª fecha, Boca era el líder con 34 puntos, seguido por Newell’s y San Lorenzo, con 31; y a 4 estaba Estudiantes. El Xeneize se fue alejando de a poco y ya era campeón en la penúltima fecha, antes de jugar con Olimpo en Bahía Blanca.

En la primera versión de la Superliga, Boca también era puntero, con 34 unidades, pero después de 14 partidos (el torneo tuvo 27 fechas). El líder le llevaba seis puntos a San Lorenzo, 7 a Talleres y 9 a Unión e Independiente. Aunque luego no sacó una ventaja abrumadora, festejó faltando una jornada tras igualar con Gimnasia por 2-2.

Mirá también

En la temporada pasada (25 fechas), Racing le llevaba apenas 2 puntos a Atlético Tucumán luego de 13 fechas, pero 4 a Defensa y Justicia (que tenía un partido pendiente) y 7 a Huracán (al que le faltaban jugar dos). Aunque lo asedió Defensa varias fechas, la Academia se coronó en la penúltima jornada tras igualar con Tigre por 1-1.

Con menos equipos, con este panorama a mitad de camino, esta Superliga permite el interrogante: ¿habrá definición emotiva recién en la última fecha, el 1 de marzo de 2020?

Argentinos, que ya sumó más puntos que la temporada pasada, arrancó con el objetivo de salvarse del descenso. Y ahora mira desde arriba a Boca y a River. A diferencia del resto de los rivales, en el primer semestre de 2020 no juega copas internacionales.

Boca, tras el golpe de haber quedado eliminado de la Libertadores ante River, busca agigantar su historia en el torneo local, a modo de revancha. Jugará la Copa y la fase de grupos coincidirá con la definición del torneo. Sin embargo, la gran incógnita es qué pasará en lo futbolístico tras las elecciones del 8 de diciembre. ¿Habrá cambio de técnico? ¿Se irán jugadores? ¿Llegarán otros? Una realidad que no escapa al resto.

El River de Gallardo está dulce a nivel internacional y a fin de mes podría levantar la tercera Libertadores en apenas cinco años. Pero la asignatura pendiente del Muñeco es un campeonato local. Y no va a abandonar esta lucha. Tampoco la Copa Argentina, donde  está en semifinales.

Mirá también

Lanús ya no sorprende. Está para la discusión hasta el final. En la Copa Argentina, también semifinalista, y en la Superliga. Ya está clasificado por jugar la Sudamericana 2020, pero aún tiene la chance de ir a la Libertadores. Ambos inicios coincidirán con la instancia decisiva.

A Vélez, la igualdad no le permitió acercarse más, pero está a 4 puntos y el domingo recibe a Boca. Un mano a mano que puede dejar a uno de los dos herido.

También habrá choques futuros entre los de arriba, que se sacarán puntos: Boca-Argentinos (fecha 15) y Vélez-Argentinos (fecha 22). Además, Estudiantes, Atlético Tucumán y Talleres, con 19 puntos, por ahora están expectantes en un campeonato que hace soñar con una definición emocionante.



Fuente: Clarin.com

Compartir