su «desconocido» equipo está en puestos de descenso y el Titán, peleado con el plantel


Había sorprendido Martín Palermo cuando dejó su rol de panelista de TV para asumir en Curicó Unido, un conjunto desconocido de Chile pero que estaba en puestos de clasificación a la Copa Libertadores cuando el Titán asumió. Parecía una buena opción para el técnico de reinsertarse en el ambiente del fútbol, pero el cierre de la temporada del otro lado de la Cordillera lo tiene sumido en una crisis futbolística, con el conjunto en riesgo de descenso y también con un cuestionamiento fuerte con el plantel.

Desde que llegó a Chile, el equipo de Palermo acumula dos triunfos, dos empates y ocho derrotas. Así, pasó de luchar por el ingreso a los torneos internacionales a evitar un repechaje para no descender en la tabla de promedios. Con dos fechas por jugar ante rivales complejos: Universidad de Chile y Unión La Calera, dos equipos encumbrados.

Pero la crisis con Palermo al frente del equipo también incluyó polémica en las declaraciones del entrenador hacia los jugadores. “No siento que haya orgullo, que haya dignidad entre nosotros mismos de defender los mismos colores y que en la cancha se vea un equipo rebelado. Hay jugadores que no están en el nivel, hay rendimientos muy bajos y hay que tratar de recuperarlos; quizás otros están pensando en el futuro y obviamente otros quizás no están comprometidos con el equipo, con la institución, porque saben que no van a seguir», disparó el entrenador hace unos días. Tras ello, su equipo volvió a perder y el riesgo de caer a la segunda división se hizo latente.

Tras recibir fuertes críticas por el rendimiento del equipo, y cuestionamientos internos por las declaraciones en público sobre sus jugadores, el DT argentino buscó calma y focalizarse en las dos finales que le quedan en la temporada. Aun así, hay quienes ponen en duda su continuidad en el equipo trasandino una vez que se cierren las dos fechas que faltan o- incluso- ante un eventual repechaje por no descender.

Palermo había dejado una buena imagen en su anterior paso como DT en Chile, cuando se hizo cargo de Unión Española. Pero desde entonces sus resultados como entrenador fueron en declive. En Pachuca de México duró un año y tras probar como panelista en la televisión, había sorprendido al optar por dirigir a un club sin tradición entre los grandes de Chile, pero con aspiraciones de crecimiento e -incluso- posicionarse en la carrera para ser técnico de Boca en algún momento cercano. «Me siento preparado para dirigir a Boca», confesó hace poco más de un mes… Al menos por ahora, al Titán no le está saliendo bien su aventura del otro lado de la Cordillera. 

JCH.

Mirá también

Mirá también



Fuente: Clarin.com

Compartir