Stephen Curry respondió a las críticas y anotó 62 puntos en la victoria de los Warriors


Stephen Curry consiguió este domingo la mejor marca anotadora de su carrera en el triunfo por 137 a 122 de Golden State Warriors ante Portland Trail Blazers, en otra jornada de la fase regular de la NBA. El base lo logró justo después de que surgieran algunas críticas por su desempeño en un equipo que sigue buscando su camino, un año y medio después del alejamiento de Kevin Durant.

Curry, de 32 años, totalizó 62 puntos en los 32 minutos que jugó en el Chase Center de San Francisco. En su equipo lo siguió Andrew Wiggins, aunque muy lejos: apenas 21 tantos.

Su último lanzamiento llegó cuando faltaban 42 segundos para el cierre del partido. Draymond Green le cedió la pelota, él apuntó y, a pesar de la marca de sus rivales, lanzó la pelota. Desde el piso vio cómo lograba el triple que le puso punto final a su gran noche.

El dos veces MVP de la NBA superó la marca personal que había logrado en 2013, frente a los New York Knicks, cuando encestó 54 unidades. Además, se quedó hasta el momento con la máxima cosecha de un jugador en esta incipiente temporada.

Este domingo anotó 18 de 31 disparos, incluidos 8 de sus 16 intentos de triples. En el rubro de libres rozó la perfección: acertó 18 de sus 19 tiros. Sin embargo, ese único lanzamiento fallado en el primer cuarto le cortó una seguidilla de 80 libres anotados de manera consecutiva, récord en la franquicia.

No se equivocaba desde la línea de libres desde el 29 de marzo de 2019, en un duelo frente a Memphis Grizzlies.

Su planilla también registró cinco rebotes, cuatro asistencias y cinco pérdidas de pelota.

Stephen Curry mira la pelota desde el piso, después de su último tiro de la noche. Ese triple elevó su cuenta personal a 62 puntos. Foto AFP

Stephen Curry mira la pelota desde el piso, después de su último tiro de la noche. Ese triple elevó su cuenta personal a 62 puntos. Foto AFP

«Claro que sabía cuántos puntos acumulaba. Pero trataba de seguir con humildad. Mis compañeros desde el banco me gritaban cuántos puntos llevaba. Pero yo tenía que seguir haciendo las mismas cosas, agresivo y decisivo; así es cómo llegan las buenas cosas», contó Curry, tres veces campeón de la NBA.

Decenas de figuras celebraron la gran noche del base. Sobresalió el saludo de Klay Thompson, que se recupera de una lesión. «Sííííí, bienvenido al club, hermano», escribió el escolta. El habitual socio de Curry ya había tenido su noche soñada: 60 puntos en diciembre de 2016, ante Sacramento Kings.

Durante la semana había recibido algunas críticas en medios especializados, que incluso deslizaron la posibilidad de que el base deba entrar en un intercambio con otra franquicia.

Stephen Curry bromea con Damian Lillard después de sus 62 puntos anotados para Golden State Warriors. Foto AP

Stephen Curry bromea con Damian Lillard después de sus 62 puntos anotados para Golden State Warriors. Foto AP

Después de la victoria ante Portland, Curry recibió la defensa de su entrenador, Steve Kerr.

«De verdad, no me estoy haciendo el tonto, ¿lo estuvieron criticando?», preguntó Kerr, ante la consulta de un periodista. «Más tarde voy a entrar a Twitter, espero que esta noche digan cosas buenas sobre él«, bromeó el entrenador de los Warriors.

En los Trail Blazers se destacó Damian Lillard sumó 32 unidades para los Blazers, mientras que CJ McCollum agregó 28. En tanto, Enes Kanter anotó 24 puntos y tomó 12 rebotes.

Steve Kerr abrazo a Stephen Curry después de sus 62 puntos en Golden State Warriors. Foto EFE

Steve Kerr abrazo a Stephen Curry después de sus 62 puntos en Golden State Warriors. Foto EFE

Golden State llegó a la final en cinco temporadas seguidas, entre 2015 y 2019. Los primeros años fue ante los Cleveland Cavaliers de LeBron James, mientras que en la última oportunidad enfrentaron a Toronto Raptors. Ganaron en 2015, 2017 y 2018.

En 2019 perdió ante la franquicia canadiense, en una serie en que Kevin Durant sufrió una dura lesión en el tendón de Aquiles. Al finalizar la temporada, el alero pasó a Brooklyn Nets, donde recién debutó el 22 de diciembre de 2020.

Los Warriors sufrieron las ausencias de Durant y de Klay Thompson (lesionado). En la campaña pasada terminaron con el peor record de la NBA: 15 victorias y 50 derrotas.

En el inicio de esta temporada, Golden State tiene tres victorias y tres caídas, por lo que ocupan el octavo puesto en la Conferencia Oeste. Este lunes a la medianoche enfrentará a Sacramento Kings.



Fuente: Clarin.com

Compartir