Sergio Ramos, el retrato de un capitán


Sergio Ramos
Juan Manuel Serrano Arce/Getty Images

El confinamiento no le ha pasado factura a Sergio Ramos, salvo por esa poblada barba que ahora cubre su rostro, el central de Camas sigue siendo el mismo. Físicamente parece que los años no pasan por él y sigue rindiendo al gran nivel que nos tiene acostumbrados y como capitán del equipo que es, ha llevado al Real Madrid de nuevo a lo más alto de la tabla, con la ayuda de Vinicius.

Estadio de Anoeta, con 0-0 en el marcador, el árbitro señala penalti sobre Vinicius. El Madrid tiene la oportunidad no sólo de adelantarse en el marcador sino de situarse de nuevo como líder de LaLiga Santander, doble responsabilidad que Ramos se echa sobre los hombros. En esos momentos es donde se ven a los líderes y el capitán del Real Madrid lo es. Y con nervios de acero, como si no tuviese ningún tipo de presión encima transformó la pena máxima y llevó al Madrid a lo más alto de la tabla. Y ante el Mallorca volvió a cumplir con sus funciones de capitán. Nadie discute sus galones en el vestuario y por si todavía quedaba algún renegado ya se encargó de dejar las cosas claras con un golazo de falta directa para cerrar el partido.

Sergio Ramos
Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images

Ramos es el alma de este equipo, no sólo porque es insustituible en defensa y con él el Madrid gana en solidez atrás, sino que además tiene ese gen ganador que está reservado para los grandes líderes y desprende una energía desbordante sobre el terreno de juego de la que se contagian sus compañeros. Ser el capitán de un equipo no es sólo llevar el brazalete, es algo más. Es dar la cara por tus compañeros y por el club tanto en las buenas como en las malas, es asumir responsabilidades, es animar al equipo para que no baje los brazos y liderarle hacia la victoria. El capitán es la cara visible del vestuario.

Ramos encarna los valores que debe tener un líder, tanto para lo bueno como para lo malo, y es el primero en tirarse al barro y partirse la cara por el equipo, literalmente. El central tuvo durante muchos años un buen espejo en el que mirarse y parece que ha aprendido la lección sobre lo que es ser el capitán del Real Madrid. Después de 15 temporadas en el conjunto blanco Sergio Ramos está demostrando en cada partido que es un líder y un gran capitán. No son muchos los jugadores que encajan a la perfección en la definición de capitán y el Real Madrid tiene uno que lo cumple.
Y no sólo es el mejor capitán que podían tener los blancos, es un conquistador que ya es una leyenda del club.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!





Fuente: 90min.com

Compartir