«Sentí que me moría», la tremenda confesión del Loco Gatti al volver a la TV española


Este jueves a la noche se produjo el emotivo regreso del ‘Loco’ Hugo Orlando Gatti al «plató» (como llaman los españoles al set de televisión) del programa ‘El Chiringuito de Jugones’, tras su salida del hospital donde estuvo internado 11 días, al superar una infección por el coronavirus que tiene en vilo a todo el mundo.

Y su primera confesión impactó a todos, a los presentes y a los televidentes: «Sentía que me moría», dijo el ex arquero de River, Boca y la Selección Argentina nacido en Atlanta y que pasó por otros equipos del país (Gimnasia y Esgrima La Plata y Unión de Santa Fe)

El Loco Gatti intervino en ‘El Chiringuito’, el programa en el que está contratado, dirige su amigo el conductor catalán Josep María Pedrerol y va de domingo a jueves por el canal Mega TV. El ex arquero argentino explicó cómo vivió en el hospital y lo importante que fue para él el apoyo de su círculo cercano.

Todo ocurrió casi a finales de cuando a Gatti le detectaron el coronavirus en su cuerpo y tuvo que se ingresado en el hospital tras confirmarse su contagio por Covid-19. «Creo que esto es un mal sueño y como todo sueño, se tiene que terminar», afirmaba Gatti en aquel momento. Fue el viernes 19 de marzo cuando se sintió mal y fue internado. El lunes 22, su hijo Lucas Cassius Gatti -desde Londres, donde estaba varado por el cierre de los aeropuertos en Europa- le confirmó a este diario la internación del ídolo argentino. Y al día siguiente, martes 23, fue el propio primogénito del arquero quien le entregó la primicia mundial a Clarín. «El Loco Hugo Gatti tiene coronavirus y mejora tras un grave cuadro de neumonía en una clínica de Madrid», fue el título de la nota contando todos los detalles del estado de salud del ex arquero.

Mirá también

«La situación es esta: mi viejo entró con un cuadro de neumonía causado por el virus. Entró grave, pero ahora está mejor, está estable y está respondiendo bien al tratamiento. Hay que esperar que siga respondiendo bien. Esto es lo que pasó», confirmó Lucas, el hijo de Gatti, sobre la salud de su padre.

El caso del Loco era de «extremo cuidado» porque tiene 75 años, lo que lo ubicaba claramente en el grupo de mayor riesgo de la enfermedad. Su hospitalización ocurrió en Madrid, donde reside parte del año. Cuando viene a Buenos Aires, se instala en su departamento de Avenida de los Incas al 1.100, casi esquina Forest, en el límite entre los barrios de Villa Ortúzar y Belgrano, y es un habitué de las parrillas de la Avenida Álvarez Thomas.

Mirá también

Gatti se disponía ese lunes 23 de marzo a retomar -vía Skype -sus participaciones en el programa de televisión «El Chiringuito de Jugones», que se emite en España y en el que se destaca por sus opiniones polémicas y dichos extravagantes similares a los que protagonizó durante su carrera como futbolista.

Dos meses después y estando completamente recuperado, el colaborador argentino estuvo en ‘El Chiringuito’ y explicó cómo pasó esas semanas hospitalizado. Incluso llegó a revelar que quiso «escaparse del hospital»

Mirá también

«No, no me cuidaba. Yo no sentía que estaba enfermo y tiraba las pastillas que me daban. Sentía que me moría estando en el hospital. Tiraba cosas para que vinieran los enfermeros», confesó Gatti en primera instancia.

Además, ante una pregunta de Josep Pedrerol, reveló el momento más duro por el que ha pasado en estos últimos dos meses: «Me quedo con el momento en el que me dijeron ‘tienes que quedarte ingresado’; ahí me ataqué».

Por otro lado, Gatti agradeció todas las muestras de cariño recibidas durante este tiempo:, incluida la que le envió Diego Armando Maradona «Recibí muchos mensajes de cariño, sobre todo de mi hijo y de mi mujer. Ella me ha dicho que me veía muy mal». Y agregó: «A todos les decía, para tranquilizarlos, que yerba mala nunca muere…».

Mirá también

Por último, quiso destacar la llamada que recibió de su compañero de televisión Alfredo Duro: «Alfredo me rompió el alma. Se puso a llorar por teléfono cuando me llamó… Me llegó mucho todo lo que me dijo».

Mirá también

Nacido en Carlos Tejedor, pueblo de la provincia de Buenos Aires, el 19 de agosto de 1944, Gatti se inició en el fútbol en Atlanta (1962-64). Y luego pasó por River (1964-68); Gimnasia (1969-74); Unión (1975); Boca (1976-88). Y estuvo en 18 partidos de la Selección, donde integró el plantel que disputó el Mundial de Inglaterra 1966. Fue en Boca donde se retiró en 1988, con 44 años, tras ganar una Copa Intercontinental, dos Libertadores, dos torneos Metropolitanos y uno Nacional. “Yo nunca fui arquero. Fui un jugador de fútbol que estuvo en el arco…», se definió -siempre- sobre su particular estilo de atajar.



Fuente: Clarin.com

Compartir