¿Seis refuerzos? Esto huele al «último baile» de Marcelo Gallardo en River


Como en el mítico documental The last dance, al parecer este rearmado de River pareciera ser un cierre de ciclo magnífico. Gallardo se iría con una base sólida, conformada por promesas y caudillos, que le permitirían al club de Núñez seguir con la misma sintonía aún sin su DT.

Palavecino. Maidana. Vigo. Fontana. Paradela. Martínez. Todos estos apellidos ameritan una oración, un nombre. Un fin: darle un cierre de oro a la etapa de Marcelo Gallardo en River. Parecería ser que todo es alegría y jolgorio viendo cómo el Millonario se renueva y se refuerza con jóvenes futbolistas (a excepción de Maidana) para poder volver a competir en todos los torneos disponibles.

La lectura, tranquilamente, podría ser que Gallardo se va a quedar por mucho tiempo más y está armando los cimientos de una nueva era. Sin embargo, la mía, y teniendo en cuenta que el DT supo decir hace mucho tiempo que su objetivo en River es dejar las bases para que la institución siga su camino aún sin él en el tren, es que al Muñeco le queda poco hilo en el carrete.

Párrafo aparte: las incorporaciones del club de Núñez son rutilantes, prácticamente como nunca antes en la era de Rodolfo D’Onofrio como presidente de River. Se juegan cosas importantes, entre ellas la continuidad de un proyecto y las convicciones que se verán reflejadas (o no) por parte de los socios en los comicios que se celebrarán a final de año.

No sé si la suma de refuerzos tiene que ver con lo electoral, pero vaya que lo futbolístico será vital. Allí estará Gallardo, para darle su sello al equipo. Una vez más, irá por la gloria. A mí me parece que será la última ocasión. Dejará bases, construirá cimientos. Y, desde este humilde lugar, creo que se marchará para volver en un futuro.





Fuente: 90min.com

Compartir