Se postergó el regreso de Mike Tyson al boxeo por el coronavirus en Estados Unidos


Los fanáticos del boxeo que esperan ver a Mike Tyson otra vez arriba de un ring deberán armarse de paciencia y esperar un poco más. Porque la pelea entre la leyenda estadounidense de los pesados y su compatriota Roy Jones Jr., que estaba programada para el 12 de septiembre, se postergó y se celebrará ahora el 28 de noviembre en el Dignity Health Park de Los Ángeles.

De acuerdo a Ring Magazine, los organizadores decidieron la mudanza de fecha a la espera de que el combate se pueda celebrar con el estadio lleno de espectadores, lo que les permitiría maximizar los ingresos. Esa idea sería imposible de llevar a cabo en septiembre, debido al rebrote de coronavirus en  Estados Unidos.

Ambas partes habían acordado esperar para anunciar la pelea hasta que la crisis sanitaria mejorara y el público pudiera regresar a los eventos deportivos. Sin embargo, la evolución de la enfermedad los terminó de convencer y hace unos meses confirmaron que se enfrentarían a puertas cerradas.

Tyson luce su nueva figura. El boxeador de Brooklyn perdió 31 kilos de grasa y dice estar en plena forma para el regreso.

Tyson luce su nueva figura. El boxeador de Brooklyn perdió 31 kilos de grasa y dice estar en plena forma para el regreso.

Pero la ausencia de los espectadores significaba que las ganancias serían sustancialmente más bajas que si el combate se celebraba con las tribunas a pleno. Por eso el equipo de Tyson habría sugerido posponerlo unos meses más, con la esperanza que la situación mejore y los fanáticos puedan asistir al evento.

La pelea entre Tyson, de 54 años, y Jones, de 51, tendrá reglas especiales, lo que invita a imaginarse que será un espectáculo diferente al que está acostumbrado este deporte.

Será un duelo a ocho rounds, sin un juez dentro del ring, con guantes de 12 onzas (los de mayor tamaño) y sin tarjetas de puntuación. Sólo habrá ganador por nocaut o empate técnico y si alguno de los dos sufre alguna herida grave o algún corte, la pelea se detendrá. Y aunque las reglas del estado de California establecen que ambos deben usar cascos, ninguno utilizará protección.

A pesar de esas restricciones, Tyson aseguró que el duelo será competitivo y no un mero espectáculo. Y prometió que los fanáticos podrán ver una versión de él que «se parecerá en un 100 por ciento a Mike Tyson en el ring».

El ex campeón mundial pesado en 1986 lleva 15 años lejos del cuadrilátero. Su última pelea fue en 2005, cuando cayó en seis asaltos ante Kevin McBride, a pocos días de cumplir 39 años. Pero en los últimos meses perdió 31 kilos de grasa en entrenamientos y aseguró que se siente en plena forma para volver.

Jones Jr., que fue campéon mundial en cuatro categorías entre 1993 y 2004, también está retirado del boxeo profesional luego de una serie de intentos de volver al área rentada. Aunque su última pelea fue en 2018.

Según se había anunciado hace unas semanas, el combate se podrá seguir solo a través de internet, por el sistema pay per view, y los paquetes estarán disponibles a partir del 26 de agosto en la página TysonOnTriller.com. Aunque con el cambio de fecha, tal vez algunos afortunados podrán ser testigos en vivo de la vuelta de Iron Mike.

Mirá también

Mirá también

HS



Fuente: Clarin.com

Compartir