Ruggeri se sumó a la polémica por los 16 íconos de la Selección que eligió la FIFA y dejó un sorpresivo reclamo


El jueves 13, a través de sus redes oficiales, la FIFA compartió un posteo en el que reunió a los 16 futbolistas considerados íconos de la Selección Argentina, un grupo de élite del que forman parte Diego Maradona, Lionel Messi y Mario Alberto Kempes, entre otros.

Y allí está Oscar Ruggeri, un emblema de la albiceleste, integrante del campeón del mundo 86 y subcampeón 90, el último capitán argentino de selecciones mayores en alzar una copa, en la Copa América de 1993, disputada en Ecuador.

Pero la arbitraria elección de la entidad radicada en Suiza, que contó con el aval de la AFA, trajo sus consecuencias en la Argentina, con una fuerte polémica en redes por la presencia de algunos nombres pero especialmente por la ausencia de otros.

Los elegidos por la FIFA como íconos de la Selección.

Los elegidos por la FIFA como íconos de la Selección.

¿Quiénes faltarían? Por empezar algunos campeones de Argentina 1978 y México 1986 como Jorge Valdano, René Houseman, Daniel Bertoni, Leopoldo Jacinto Luque, Osvaldo Ardiles, José Luis Brown y Nery Pumpido, entre otros. También uno que fue genio y figura en Italia 1990 como Sergio Goycochea.

De todo ello habló Ruggeri en ESPN F90 Primera edición, el ciclo conducido por el Pollo Sebastián Vignolo, que lo tiene como panelista. Oscar agradeció verse en ese dream team de ídolos argentinos, aunque fiel a su estilo también dejó clara su opinión al respecto.

«Yo no te quiero decir hay que sacar a este, porque son tremendos jugadores, pero de mis compañeros faltan…», se quejó Ruggeri. «No está Pumpido, que es más que Goycochea…», señaló Vignolo. Y el ex futbolista coincidió: «Y, claro… no está Nery, ¡Nery! Para mí, Fillol y Pumpido tendrían que estar».

Luego, mientras el resto de sus compañeros opinaban, agregó: «Si hay que poner tres, son Maradona, Messi y Kempes». Eso sí, evitó hacer un listado porque, según sus propias palabras, «sería injusto porque yo conviví, sufrí y disfruté con mis compañeros, sería injusto con muchos que no tuve posibilidad de jugar».

Los elegidos por la FIFA como íconos de la Selección.

Los elegidos por la FIFA como íconos de la Selección.

Mascherano, Batistuta, Passarella, Caniggia, Di María, Riquelme, Fillol, Simeone, Zanetti, Burruchaga, Crespo y Agüero completan la lista compartida por la FIFA.

Pero al margen de las posibles omisiones o exageradas distinciones, el Cabezón apuntó sus críticas a una cuestión ajena al fútbol o las trayectorias: la estética.

«Mirá mis cuádriceps… yo no tenía esas piernas», se lo escuchó reclamar en medio del debate. «Le pifiaste con los shorts», lo chicaneó Vignolo a Ruggeri por lo corto de sus pantaloncitos.

«¡Qué ‘le pifiaste’ si se usaban así!», se defendió Oscar, con una sonrisa. Y agregó: «Mirá el dibujo que hicieron, Kempes y Diego eran más chiquitos. ¿Y a mí qué me pusieron? Mirá los cuádriceps que tengo, no tengo gemelos, mirá… Jugábamos con esos pantalones, no me los hacía yo los shorts».

Y ya suelto en el terreno de la crítica fashion, Ruggeri siguió con sus comentarios filoso pero esta vez hacia los nuevos diseños de las camisetas de la Selección. «Fíjense las camisetas, eh… Mirá la camiseta de Cani, la del Mundial de Italia, mirá qué linda que es, qué lindas que son.. Y las que hicieron ahora con todos esos dibujos, ese coso, por favor, la verdad que no me gusta la camiseta que está ahora, no sé quién la diseñó ni la permitió pero hay tiempo para cambiar, no? ¿Van a jugar con eso?», se preguntó el Cabezón sobre el último modelo que presentó Adidas.

Paulo Dybala y la nueva casaca albiceleste.

Paulo Dybala y la nueva casaca albiceleste.

«Me pone feliz, me maté cada vez que iba a jugar a la Selección a mí no me importaba nada. Hoy apareció esa foto, y el verme ahí dentro me pongo a pensar que el sacrificio valió la pena. Solamente nosotros sabemos lo que hicimos. Ahora tenés más comodidades, nosotros no teníamos nada», terminó diciendo Ruggeri, emocionado.

Mirá también



Fuente: Clarin.com

Compartir