Rubiales fija el 17 de agosto para ser reelegido en la RFEF



Rubiales fija el 17 de agosto para ser reelegido en la RFEF 1

La Junta Directiva de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) convocará este miércoles elecciones a la presidencia del organismo para el próximo 17 de agosto, si no hay impugnaciones y el Consejo Superior de Deportes (CSD) lo aprueba. Ambas condiciones parecen seguras porque no se esperan más candidatos, con lo que es difícil que haya impugnaciones, y porque la RFEF, al igual que han hecho otras federaciones olímpicas, ya ha pactado previamente los plazos de los comicios con el CSD.

Rubiales presentará su candidatura el viernes de esta semana, y después dimitirá para ser reelegido el lunes 17 de agosto, según el borrador de calendario electoral al que ha tenido acceso este periódico y que mañana será aprobado en la Junta de la RFEF. En el caso improbable, por no decir casi imposible, de que el CSD no considere hábil agosto, un mes tradicionalmente inhábil por ser periódo vacacional, todo el proceso se retrasaría un mes y los comicios serían el 17 de septiembre. Si apareciera un candidato alternativo a Rubiales, para lo que hay plazo legal hasta el 4 de agosto, y decidiera impugnar, los comicios tendrían que retrasarse hasta el lunes 31 de agosto, tal y como ayer avanzó este periódico.

La candidatura de Casillas está en hibernación. El que fuera capitán del Real Madrid manifestó su intención de concurrir a las elecciones, pero hace noventa días exactos que no se pronuncia. El pasado 7 de marzo, el CSD autorizó el adelanto electoral en la Federación (RFEF). Sólo 24 horas después, Casillas comenzó a plantearse la renuncia a presentarse como alternativa. Hasta ese momento había mantenido la ilusión, pero el 8 de marzo pasado Iker ya reconocía la posibilidad de una retirada. A día de hoy, Luis Rubiales tiene preparada la convocatoria electoral, que hará oficial en 24 horas, y que Iker concurriera a los comicios sería una sorpresa tal como si esta noche nevara en Los Monegros. Los plazos legales, el coronavirus, que le ha impedido hacer campaña, la dificultad de revertir la Asamblea y el propio Reglamento Electoral le dejan con muy poco margen.

Sin Casillas, Rubiales tiene vía libre para ser reelegido por aclamación por una Asamblea que también será renovada. Pero aún podría haber sorpresas, porque si bien a Iker Casillas no se le espera, esto no quiere decir que no pueda aparecer algún valiente de última hora. En la oposición a Rubiales se trabaja en este sentido, pero a matacaballo, sin tiempo y sin programa.



Fuente: As.com

Compartir