Rubén Pérez: “La salvación del Leganés depende de nosotros”


Rubén Pérez suena sereno al otro lado del teléfono. El confinamiento no le ha alterado el ánimo. Al menos eso parece. Él dice que tiene sus momentos. Como todos. Altibajos que quema como las calorías, a golpe de entrenamiento telemático. “Estoy trabajando más lo físico que en el día a día habitual”, bromea. O no.

El tercer capitán del Leganés habla en serio. Así evalúa su preocupación por lo que está viviendo España, su deseo porque la temporada termine y su convencimiento de que su equipo puede salvar la categoría. “Lo decía también hace tres meses. Depende de nosotros. Estamos a sólo tres puntos”, insiste sin nadie que le oiga en su casa.

Su mujer y sus hijas se quedaron en Sevilla por culpa del estado de alarma. Ahora sólo espera todo pase para abrazarlas. También para jugar al fútbol, aunque “viendo como está España el deporte ahora es secundario”.

¿Cómo está? El ánimo puede que flojee estos días…

La verdad que bien… no lo estoy llevando mal. Intentamos tener una rutina diaria. Por la mañana hacemos el trabajo con Pol Lorente [preparador físico]. El club nos ha facilitado material del gimnasio. Yo también me he comprado una cinta, como muchos compañeros, que se han comprado o cinta o bici estática.

Suena estresante…

Yo es que hay días que estoy haciendo más trabajo que en el día a día habitual. Sinceramente me encuentro físicamente muy bien. Esperando a que se solucione todo. No le doy más importancia a lo deportivo que a lo personal. Viendo como está España, el deporte es ahora secundario.

¿Qué cuesta más mantener? ¿Cabeza o físico?

Todo… todo… yo lo estoy llevando bien, pero es verdad que te dan bajones cuando profundizas un poco más en la situación, no le ves sentido, nunca nos habríamos imaginado España así, como está ahora. Es un problema gordo. Mentalmente te afecta, claro.

Usted y nadie imaginaba que esto iría para tan largo.

No, no… para nada, para nada… es verdad que salían algunos especialistas diciendo que era como una gripe, que moría mucha gente de gripe y no se hacía público y que esto no iba a ser más que algo similar. Y ahora tenemos un problemón. El confinamiento está siendo efectivo, sí, pero hemos empezado tarde.

Hay días que estoy haciendo más trabajo que en el día a día habitual


Rubén Pérez, capitán del Leganés

Con el positivo de Martín Ortega, del director general, ¿se asustaron?

Sí, sí… encima el día que dio positivo yo estaba a su lado. Estábamos Martín, Pichu Cuéllar y yo. Bueno… contacto con él, físico, creo que no tuve. Ya estábamos todos concienciados, así que evitábamos darnos la mano, no abrazarnos, etc. Con Martín y entre nosotros, los jugadores, evitábamos ese contacto. Pero sí… preocupó. Lo veías cerca. Una persona joven y sana… le quitábamos importancia… pero claro que la tiene.

Desde ese día, usted como otros, en cuarentena durante 14 días sin salir de casa ni en los supuestos permitido, ¿no?

Sí, desde que salió el positivo de Martín yo no he salido a casa en ese periodo, en esos 14 días.

Al principio difícil sería difícil entrenar

Sí, con el aislamiento es verdad que compré pesas, cintas, gomas, todo por internet. Muchos compañeros han hecho lo mismo. Luego hablamos con el club y pedimos que nos dejaran material del gimnasio y así fue. En ese sentido hemos tenido facilidades. En general el equipo está entrenando bien desde casa.

¿Cómo lo hacen?

Con Pol hacemos una primera parte de movilidad, unos 30 minutos que es llevadera. Nos viene bien. Luego ya nos mandan plannings para todo el día, mañana y tarde. Hay un grupo de WhatsApp en el que subimos fotos, vídeos y demás y la verdad es que estamos todos muy metidos.

Esa media horita de movilidad es la parte que se retransmite por Internet, ¿no?

Eso es.

Pues muchos terminamos reventados con esos 30 minutos…

(Risas) A ver, nosotros somos profesionales. Yo se la paso también a mi familia y me escriben diciéndome que están muertos. Hay días que es durillo. Pero a mí me gusta. Una vez estás trabajando, me gusta hacerlo bien. Que tenga su efecto.

¿Hablan mucho con el club?

Bueno… ahora es verdad que un poco más por el tema del material, del gimnasio. Pero bueno, sin más… hablé con alguien del club por la muerte de Vicente Martín, asesor con el que yo tenía una buena relación desde mis tiempos en el Atlético de Madrid. Ese día sí tuve contacto directo.

¿Qué mensaje les transmiten?

De momento de espera, porque todavía nadie sabe cuándo se retomará la competición. Ellos saben que tanto el club, como nosotros, debemos prepararnos lo mejor posible para cuando tengamos que volver.

Necesitaremos unas semanas para ponernos mejor, pero lo importante es que se pueda terminar.


Rubén Pérez, capitán del Leganés

Y con los compañeros, ¿hacen piña virtual?

Bueno, alguna vídeo-llamada que otra sí que hay. Además, por el grupo de WhatsApp estamos hablando todo el rato por diversos temas y en este caso alguna vídeo-llamada que otra sí que hacemos.

Lo que suceda con el fútbol, siempre mejor que sea en consenso con todas las partes implicadas, ¿no cree?

Lo importante al final es, para todo el mundo, la salud. Que el país vuelva a la normalidad lo antes posible. Y luego cuando todo se asiente, tratar de volver a la normalidad en lo deportivo. Todos los jugadores están deseando que llegue. Por salud y por que es nuestra vida.

Habrá que hacer pretemporada…

Es verdad que entrenamos, que son entrenos buenos y completos, pero no es igual que la competición. Eso te da el ritmo. Pero aquí todos estamos al mismo nivel. Lo mejor para todos sería que LaLiga se acabase jugando. Aunque sea más tarde. Necesitaremos unas cuantas semanas para ponernos mejor, pero lo importante es que se pueda terminar.

En la plantilla hay doce cedidos y se tendrá que jugar más allá del 30 de junio…

No debería ser un problema. He leído que se alargarían los plazos de contratación y es lo normal. Vamos a tener que modificar absolutamente todo. La fecha de finalización, la de inicio de la temporada que viene… alargar un contrato un par de meses no debería ser problema.

Eraso y Szymanowski terminan contrato. ¿Sería importante retenerlos?

Siempre defiendo que el vestuario es algo clave en el rendimiento de un equipo. En lo personal, son dos jugadores impresionantes. Eraso es de esos que te encanta encontrarte en la vida, hace mucha unión. Deportivamente, a mí me da mucha salida de balón. Con Szyma pasa más de lo mismo. Es un capitán, un verdadero capitán. Esperemos que los dos se queden.

Txema Indias, director deportivo, también termina contrato.

Es una persona que lleva años. Conoce el club. La relación que Txema tiene con todos los jugadores es espléndida. Es una persona seria, clara. Lo considero un buen profesional. Para el club con él seguiría creciendo.

En esta nueva miniliga, ¿tendrán más opciones de salvación?

Es verdad que la victoria en Villarreal nos habría venido bien para tratar de enganchar dos triunfos seguidos, más luego jugando contra el Valladolid, que es rival directo. Pero ahora empezamos una Liga de once partidos sin mirar apenas la clasificación. Estamos sólo a tres puntos de salir y sigo pensando lo que creía hace tres meses: depende de nosotros. Quedan muchos puntos y estamos a sólo un partido de salir.

¿Eraso y Szymanowski? El vestuario es clave para el rendimiento del equipo. Esperemos que los dos se queden.


Rubén Pérez Capitán del Leganés

Quién sabe si la marcha de En Nesyri y Braithwaite, de un problema puede ser una bendición por los ingresos que dejaron.

A nivel deportivo, para nosotros no ha sido fácil. Eran gente importante y en un buen momento. Pero al club, esas dos ventas le han venido bien. Es mucho dinero y, para temas de gastos, le ayudará.

Con el alargamiento de la temporada, lo normal es que Szymanowski pueda volver a jugar.

Sí, sí. Lo hablé con él el otro día. Puede ser uno de los beneficiados. Conozco a Alexander y no se alegra por todo lo que está pasando el país. Está, como todos, muy asustado. Pero a él le puede beneficiar. Es una persona que aprecio. Un amigo. Uno de esos tipos al que todo lo bueno que le pase, se lo merece.

El club está ayudando bastante al Hospital Severo Ochoa

El Leganés siempre se ha volcado con estas causas y va a venir muy bien.

¿La plantilla también aportará algo?

Sí, sí. Lo vamos a hacer. Es verdad que habíamos evitado que se hiciera público, pero somos personajes sociales. Tenemos repercusión. Vienen bien para que quienes puedan ayudar, lo hagan.

¿Hablan con Aguirre?

No, no. Hablamos con Pol. Tenemos un grupo de WhatsApp con él. Y ahora estamos más metidos casi que antes. Date cuenta de que no es sencillo controlar a veintipico jugadores, pero él y Sergio Martos, que es el readaptador, nos están ayudando mucho.

El tiempo libre que queda, ¿a qué lo dedica?

La mañana la dedico a entrenar. Al mediodía hago la comida y luego ya me echo un poco, veo alguna peli, juego a la Play, hablo con la familia…

¿Está solo?

Sí. A mi mujer y mis hijas el decreto del estado de alarma les cogió en Sevilla y ya no pudieron volver. Madrid ahora no está en un momento como para pensar en que vuelvan.

Como ciudadano, ¿cómo lo ve?

Es difícil. Tengo muchos grupos con amigos, familia, compañeros… En la vida hay personas optimistas y pesimistas. Yo soy de las primeras, pero llevo un tiempo sin consumir información. La evito y sólo hago lo que recomiendan las autoridades. De mí depende la higiene y no salir de casa. Ambas cosas las cumplo. Sí… le doy la importancia que le da todo el mundo. No sabemos cuándo terminará, el número de contagios…

¿Le ha tocado de cerca?

No… en Écija, en mi pueblo, un par de personas han fallecido, pero más allá de eso, y del caso que te contaba de Vicente Martín, afortunadamente no me ha golpeado de cerca.

A mi mujer y mis hijas el decreto del estado de alarma les cogió en Sevilla y ya no pudieron volver.


Rubén Pérez, capitán del Leganés



Fuente: As.com

Compartir