Ronald Koeman, nuevo DT del Barcelona: «No sé si tengo que convencer a Messi»


El 17 de junio de 2008 cuando Pep Guardiola fue presentado como director técnico del Barcelona el panorama era similar. Un hombre que había brillado con los pantalones cortos con esos colores ahora se ponía el buzo y tenía una misión prioritaria: ser el conductor de una renovación.

“Planificamos la plantilla sin Ronaldinho, Deco y Eto’o”, sentenció Pep. “Si estuvieran a su nivel, estarían con nosotros. Pero si acaban por quedarse, daré la vida para que vuelvan a su nivel”.

Doce años más tarde, el que se sienta en la silla es Ronald Koeman, héroe en Wembley 92, dejó una marca indeleble como defensor del club (1989/1995) y representa un eslabón más en la escuela que supo forjar Johan Cruyff y defender el propio Guardiola. Su misión prioritaria también será la de devolverle identidad a un equipo que ya no es lo que era, que necesita resetearse y mostrar nuevas caras.

Quedó claro en sus primeras palabras. “Hoy es un día para estar muy feliz, para estar orgulloso. Para mí el Barsa es mi casa y tener la posibilidad de entrenar un equipo tan grande es un reto. No es algo fácil. Es un club que exige siempre al máximo y eso me gusta. Ahora sí he firmado y soy el entrenador del Barcelona. Creo que hay que hacer cambios. La imagen del otro día no es la que queremos, ni el presidente ni yo ni nadie. Hay que trabajar para devolverle el prestigio al club más grande del mundo. Para mí es un sueño hecho realidad”.

Enseguida fueron brotando los nombres y el de Lionel Messi obviamente fue el primero. “No sé si tengo que convencer a Messi –apuntó Koeman-. Pero claro, al mejor jugador del mundo lo quiero en mi equipo y no en el equipo contrario. Voy a hablar con él también, es el capitán. Y ojalá que siga más años aquí, que quiera quedarse”.

¿Qué le va a decir a Leo? “Si lo digo aquí no hace falta que me reúna con él. Son cosas privadas y hablar sobre lo que piensa del Barsa, de cómo quiere seguir y yo soy el entrenador para tomar decisiones no solo por él sino para otros jugadores. Tiene un año de contrato pero lo quieres en tu equipo”.

Ante las repreguntas de los periodistas que le consultaban sobre la renovación del plantel, el DT no quiso entrar en polémicas pero dejó en claro que solo contará con futbolistas que tengan ganas de seguir en el club. En este punto le restó importancia a las edades: «Un jugador con 31 o 32 años no está acabado. Depende del hambre que tiene el jugador todavía de estar aquí. Hay jugadores de 20 años sin hambre ni trabajo. Necesitamos el mejor equipo para ganar partidos. Trabajar con gente que quiera dar el máximo y nada más», dijo.

Y siguió: “No me gusta hablar de los jugadores, tenemos que buscar la plantilla más fuerte posible. Ya sé que hay jugadores que a cierta edad podés tener. Hay dudas sobre los rendimientos pero hay que respetar a todos. Si hay que tomar decisiones vamos a hacerlo. No me gusta decir nombres por respeto a los jugadores».

Con barbijo, Ronald Koeman firma su contrato como nuevo director técnico del Barcelona. Foto: REUTERS/Albert Gea

Con barbijo, Ronald Koeman firma su contrato como nuevo director técnico del Barcelona. Foto: REUTERS/Albert Gea

Consultado por el estilo que le quiere dar al equipo, el DT no dudó: “Soy holandés”. Y remarcó que es el décimo entrenador de ese país en asumir en el club. “Lo que quiero es tener la pelota y no correr detrás de la pelota. El fútbol es para disfrutar, es lo primero que le voy a decir a los jugadores. Hay que buscar las dos cosas: trabajar y disfrutar. Y tienen que estar orgullosos de estar en este club”.

Caras nuevas

Algunas fichas se movieron rápido tras la humillante eliminación en la Champions League a manos de un soberbio Bayern Munich. El 8-2 no dejó lugar a dudas sobre la salida de un Quique Setién que llegaba sin margen de error. Además del cambio de técnico, el club despidió a Eric Abidal, el director deportivo, cuestionado por la política de compra/venta en los últimos mercados y con quien Lionel Messi ya había tenido un fuerte cortocircuito tras la salida del Ernesto Valverde. También se adelantaron las elecciones presidenciales para marzo de 2021.

Koeman firmó su vínculo con el club hasta junio de 2022 en el palco Presidente Sunyol junto con el mandamás de la institución, Josep Maria Bartomeu con quien selló el acuerdo con un saludo entre codos para respetar los protocolos de prevención del coronavirus. Ambos mantuvieron sus barbijos colocados, fueron juntos al vestuario local del Camp Nou, recorrieron las instalaciones y luego en el Auditorio 1899 se realizó la rueda de prensa.

“Sabíamos que algún día Ronald iba a dirigir al Barsa y llegó el momento. Te agradezco el reto porque todos sabemos que no son momentos fáciles”, reconoció Bartomeu.

En tanto, el presidente aclaró que «el club está en un buen momento económico y el problema es deportivo por eso hemos contratado a Koeman».

Una decisión pesada para un desafío grande

Dejar a la selección de tu país para dirigir a un equipo. No hay que retroceder demasiado la cinta para encontrar un caso similar. O más raro aún. Julen Lopetegui se preparaba para ser el DT de España en el Mundial de Rusia 2018. Faltaba solo un día para el inicio de la competición cuando la Federación se enteró de su negociación avanzada con el Real Madrid y decidió despedirlo. Armó las valijas y se fue de Rusia a España. El experimento salió mal.

El caso de Koeman es más prolijo. Al neerlandés el llamado le llegó cuando en un tiempo muerto con su selección. El Mundial de Qatar 2022 asoma lejano y el sentimiento que lo une con el Barsa completó la línea de puntos para decidir dar un volantazo. A los 57 años, ya había dejado correr los sondeos que el equipo español había hecho por él a principio de año cuando decidió despedir a Ernesto Valverde. El tren pasó por segunda vez y Koeman no dudó.

«Ha sido un honor ser el seleccionador nacional de Países Bajos. Desde hace dos años y medio lo he dado todo para triunfar. Cuando miro atrás, estoy orgulloso de lo que hemos conseguido juntos durante este periodo. La selección neerlandesa tiene un buen futuro, estoy convencido de ello», dijo Koeman en su comunicado de despedida de la KNVB y tras haber dirigido 20 partidos.

Será su segunda experiencia en la Liga donde fue el DT del Valencia en 2007/2008. Lleva más de 20 años como entrenador desde su debut en el banco del Vitesse, de Holanda, en 2000, y cosechó ocho títulos. 

Mirá también

Mirá también

MFV



Fuente: Clarin.com

Compartir