River y sus 9: Pratto quiere jugar más, Scocco no se define y Borré es «una bomba de tiempo»


Hay un tema que inquieta en River en estos tiempos de confinamiento en medio de la pandemia del coronavirus. Se trata de una situación futbolística que plantea incógnitas de cara al futuro, por más que aún no se sepa qué pasará después de junio ni tampoco haya certezas sobre cuándo podrá reanudarse la actividad. Tiene que ver con el dilema de los 9: en las últimas semanas se sembraron dudas acerca de las continuidades de Lucas Pratto e Ignacio Scocco y una declaración de Enzo Francescoli encendió la alarma por Rafael Borré.

El representante de Lucas Pratto ratificó lo que había declarado hace unas semanas (“Lo de Pratto se va a caer por su propio peso que va a tener que salir”). Gustavo Goñi insistió: “La situación actual de Pratto no le sirve a ninguna de las dos partes”. El pensamiento del empresario se refiere a que a River no le convendría sostener un contrato tan alto como el de su representado, que viene jugando poco y se encuentra como cuarto delantero. Y al delantero platense jugar poco tampoco le cierra, claro.

En River piensan diferente. Creen que lo de Pratto, quien el próximo mes cumplirá 32 años, terminó siendo una inversión, dada su performance durante el 2018 y parte de 2019. Y según le hicieron saber a Clarín, mientras Marcelo Gallardo quiera seguir contando con él, no habrá problemas para retenerlo. Tiene contrato hasta junio de 2022. Además, confían en que el entrenador pueda recuperarlo como hizo con muchos jugadores.

Mirá también

“Las declaraciones del representante son tema del representante. Si a Pratto hubo algo que le molestó o no, lo hablará con Gallardo», sostuvo Rodolfo D’Onofrio. En la misma línea siguió el tema Enzo Francescoli​: “Pratto es un jugador más del plantel y no es un verso. Ha estado demostrado por esta conducción que el que está mejor juega. Y si bien a Lucas en el último tiempo no le ha tocado jugar mucho, es muy importante para el club”.

Por otra parte, la situación de Scocco depende de Scocco. Nacho tiene la pelota y él definirá hacia qué arco la llevará. Si al de River o al de Newell’s. “No vamos a apurarlo, nos pidió tiempo y se lo dimos. No sabemos cuándo va a volver el fútbol, entonces para qué vamos a apurarlo”, afirmó Francescoli. Marcelo Gallardo también estuvo de acuerdo en darle tiempo al delantero nacido en Hughes que este mes cumplirá 35 años. Pero, según pudo saber este medio, al Muñeco no le hace ninguna gracia que haya estirado tanto la definición.

Mirá también

De acuerdo a lo que averiguó Clarín, Nacho estaría más cerca de inclinarse por su regreso a Newell’s, el club en el que debutó en Primera y en el que quiere retirarse. Pero hay tres cuestiones que le pusieron freno a su resolución: el parate del fútbol por la pandemia; la indefinición acerca de qué pasará con los contratos que se vencen el 30 de junio como le sucede a él; y el castigo de la FIFA a Newell’s de no poder incorporar jugadores en los próximos tres mercados de pases por una deuda de 400 mil dólares que el club rosarino mantiene con O’Higgins de Chile por el pase de Cristian Insaurralde.

De todos modos, en las últimas horas, a través de su vicepresidente Cristian D’Amico, Newell’s anunció que apelará la sanción al TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) y que pagará lo que corresponde al club chileno. Si es así, la medida quedará archivada y la institución rosarina podría incorporar.

Por último, aparece el caso de Borré. Cuando parecía que no había ningún inconveniente, fue el secretario técnico de River quien puso un manto de incertidumbre. “Lo de Borré es tan peligroso como lo de Alario”, afirmó Francescoli.

Mirá también

¿Por qué es peligroso? Porque al igual que pasaba con Alario, River comparte el pase con otra institución. Con Lucas era con Colón. Con Rafa es con Atlético de Madrid. Cada uno posee un 50 por ciento de la ficha. Y en este caso puede ser más riesgoso porque en el contrato hay un ítem que indica que si el Aleti abona siete millones de euros y el colombiano da el consentimiento puede irse. Es decir que no necesita desembolsar los 30 millones de euros de la cláusula de rescisión (la más alta del plantel que conduce Gallardo). Si es otro club. sí.

A Borré ofertas no le faltarán. Su gran nivel y su buena cantidad de goles (fue goleador de la última Superliga junto a Silvio Romero, de Independiente, con 12 tantos cada uno) lo llevaron a que esté en la mira del fútbol europeo. Además -al igual que Scocco- está a cuatro goles (ambos tienen 38) de pasar a Alario (41), justamente, y quedar como máximo goleador de la era Gallardo. Crystal Palace de Inglaterra y Celta de Vigo de España fueron dos clubes que lo sondearon en el último mercado de pases pero no lo sedujeron. Por el momento, el delantero colombiano de 24 años quiere seguir usando la banda roja. En reiteradas oportunidades afirmó: “Estoy muy contento en River y quiero quedarme aquí”.

Borré celebra un gol ante Binacional por la Copa Libertadores. (Foto: AFP)

Borré celebra un gol ante Binacional por la Copa Libertadores. (Foto: AFP)

Si alguno de los 9 se va, asoma el juvenil Julián Alvarez, que viene pidiendo pista. Pero si se marcha más de uno, River estará obligado a salir al mercado. ¿Podrá repatriar a Gonzalo Higuaín? Esa situación ahora tendría más chances de darse a mediados de 2021, cuando Pipita termine el contrato con la Juventus. Su padre, el ex futbolista Jorge Higuaín, ya manifestó en reiteradas ocasiones que la idea de su hijo es cumplir el vínculo con la Juve.

Tampoco podría acelerarse la repatriación de Gonzalo con un trueque por Álvarez, como se comentó la semana pasada: a River no le resultaría atractivo soltar así nomás a un jugador de 20 años con un gran futuro y una cláusula de rescisión de 15 millones de euros al que, además, Gallardo pondera muchísimo.

Mientras, el delantero que por ahora tiene seguro contra todo riesgo de continuidad es Suárez, quien ya está afianzado. Lo que inquieta es saber si seguirá acompañado por Borré y si tendrán las espaldas cubiertas por Scocco y Pratto. En River está planteado el dilema de los 9. Y preocupa lo que sucederá con ellos.



Fuente: Clarin.com

Compartir