River logró renovar varios contratos, pero aún le queda resolver el más difícil


Al margen de haber presentado seis refuerzos en sociedad, River se aseguró este mes la continuidad de varias figuras de su plantel. Hubo una catarata de renovaciones de contrato, un aspecto clave de cara al futuro, no desde lo deportivo sino también en lo económico, dado que le permitirá al club poder negociar mejor una posible transferencia en caso de que esos jugadores recibieran ofertas.

Fueron siete los futbolistas que pasaron por la oficina presidencial del Monumental para estampar la firma junto a Rodolfo D’Onofrio y extender la estadía en Núñez. Matías, Suárez, Franco Armani, Gonzalo Montiel, Milton Casco, Robert Rojas, Nicolás De La Cruz y Jorge Carrascal ya pusieron el gancho. Eso sí, la tranquilidad todavía no es completa. Es que aún falta la de Rafael Borré, cuyo contrato se vence en junio de este año. Y, por ahora, están lejos.

La situación es así: para que Borré pueda extender su vínculo, River tiene que abonarle al Atlético de Madrid (con el que comparte la propiedad del pase, 50 por ciento cada uno) 3,5 millones de euros para comprar un 25% más de la ficha del colombiano. Eso está estipulado en el contrato que firmaron ambos clubes. Y, según le confiaron a Clarín, desde Núñez ya avisaron que cuentan con el dinero para que la transacción se realice. El problema es otro… No pueden realizar el pago hasta que no lleguen a un acuerdo con el contrato que percibirá el jugador en River. Según pudo averiguar Clarín, hoy están lejos.

La diferencia sería de casi el doble entre lo que ofrece el club y lo que solicitan los empresarios que representan al jugador. En Udaondo y Figueroa Alcorta apelan a la buena voluntad de Borré, quien está feliz en el club y tiene intenciones de quedarse a vivir en el país, donde vive junto a su esposa, la periodista colombiana Ana Caicedo y su pequeña Guadalupe, de cuatro meses.

Desde el entorno del futbolista sienten que el contrato de Borré se quedó muy atrás. Y que sus goles (con 46 tantos es el goleador del ciclo de Gallardo) merece una mejora importante. Pero, además, hay otro tema no menor, que dilata las negociaciones y no es potestad solo de River, sino de todo el fútbol argentino, dada la debilidad de la economía en el país: el valor del dólar. Sobre todo, cuando se trata de un extranjero, acostumbrado a cobrar en esa moneda.

Por otra parte, si la situación no se resuelve, puede tornarse aún más difícil. Porque si no se llega a un acuerdo, el delantero quedará libre en junio. Y no solo de River, sino que el Atlético de Madrid también perdería su parte del pase. Ese escenario podría desatarse una compleja situación jurídica, además.

De todos modos, en River no pierden la esperanza y confían en que, de algún modo, se podrá llegar a buen puerto. Como ya lo hicieron con los siete jugadores que extendieron su contrato. El 2 de febrero, Suárez firmó la extensión de su vínculo hasta diciembre de 2023, (con cláusula de 15.000.000 de euros); el 4, Armani, hasta junio de 2023; El 5, Montiel, hasta diciembre de 2022; El 12, Casco y Rojas, ambos hasta diciembre de 2023. Y el viernes, De La Cruz, hasta diciembre de 2022 y Carrascal, hasta el 31 de diciembre de 2024.

Mirá también

JCH.



Fuente: Clarin.com

Compartir