REAL VALLADOLID Sergio: «Hubiese preferido que hubiera público en Zorrilla»


El todavía entrenador del Real Valladolid, Sergio González, ha participado en El Larguero de la Cadena SER, donde ha reconocido que «lo tenemos complicado (para salvarse), vemos una pequeña luz al final del túnel, pero sabemos que es muy difícil, lo que sí veo es que hagamos una gran semana de entrenamiento y podamos hacer un gran partido contra el Atlético de Madrid y conseguir la victoria, al menos, por nuestra afición, por el año que hemos pasado», declaró que «tendremos que tirar de dignidad, de orgullo, de respeto a los colores» y afirmó que «hoy ha sido un día muy duro en Valladolid, pero no he salido a la calle, cada uno necesita un periodo de luto después de las derrotas».

El técnico explicaba que en estos meses estaba convencido de la salvación porque sino «yo habría sido el primero en dar un paso al lado sino estuviera convencido. Estábamos convencidos de que íbamos a lograr la salvación, pero no lo estamos consiguiendo. Me siento responsabilizado, con Ronaldo también por haber apostado todo el año por mí, por Miguel Ángel Gómez, que fue el que me dio la oportunidad, y por los aficionados y los futbolistas. Es un momento delicado y difícil».

Escudo/Bandera Real Valladolid

A la hora de explicar las razones del más que probable descenso, Sergio González afirmó que «cuando hemos jugado bien o muy bien no hemos tenido no hemos tenido los puntos que nos merecíamos mientras que siempre que hemos estado mal o muy mal hemos palmado de una manera rotunda«, reconociendo que «este año hemos echado mucho de menos el tema defensivo, sólo hemos logrado tres portería a cero, hemos recibido gol en todos los partidos de casa. Este no es el ADN de nuestro Valladolid, lo hemos trabajado, pero no ha salido y ha habido matices que nos han matado» especificando también «que los cambios no nos han dado lo que necesitábamos».

Y todo ello pese a que el club buscó una reacción «contratando un coach, hemos tirado del tema emocional con el doctor (Alberto López Moreno) que ha vivido situaciones como esta, hemos intentado que se focalizaran sólo en el fútbol, que se quitaran la mochila emocional» y reconoció lo duro que fue el primer tiempo en Anoeta, mientras no se escondió de la importancia de no haber tenido público porque «nosotros no habríamos tenido esos fallos de concentración. Yo hubiese preferido que el público estuviera en Zorrilla y que si tuvieran que silbarme que lo hicieran porque creo que los futbolistas habrían dado ese plus».



Fuente: As.com

Compartir