REAL VALLADOLID Los delanteros han marcado un sólo gol… y de penalti


La producción ofensiva del Real Valladolid no está precisamente ayudando a mejorar la situación y es que el conjunto de Sergio González ha logrado marcar cinco goles en los seis partidos disputados, es decir, menos de un tanto por partido. Por el contrario ha recibido ya nueve, lo que les mantiene en puestos de descenso. La fabricación de los goles ha llegado de forma distinta y sólo dos de ellos han sido en jugada, el que marcó Míchel en la primera jornada ante la Real y el de Toni ante el Eibar. Los otros tres goles han llegado a balón parado, dos de penalti (Guardiola ante el Celta y Waldo ante el Huesca) y el otro marcado en El Alcoraz fue a la salida de un córner, rematado por Bruno.

Si tenemos en cuenta los goles marcados por los delanteros específicos, es decir, Guardiola, Weissman y Marcos André, la cuenta se reduce mucho, ya que sólo figura el mencionado ante el Celta y fue de penalti. Es verdad que a Waldo o a Toni se les considera jugadores ofensivos, pero no delanteros puros como son estos otros tres.

Escudo/Bandera Real Valladolid

De los tres delanteros, Guardiola es el que ha disputado minutos en todos los partidos, un total de 425 de los 540 posibles, habiendo sido titular en cinco de los seis partidos, sólo se perdió el inicio del choque en Valdebebas, aunque tuvo 15 minutos al final del encuentro ante el Real Madrid. Su producción ofensiva ha sido un gol y una asistencia.

Los otros dos delanteros han tenido un protagonismo similar en cuanto a minutos, ya que Weissman ha sumado 169 y Marcos André 165. El jugador hebreo fue titular ante el Real Madrid y ha acumulado esos minutos en cinco partidos, saliendo desde el banquillo ante Real Sociedad (10 minutos), Betis (25’), Eibar (25’) y Huesca (15’); Weissman se perdió el partido ante el Celta por motivos religiosos.

Marcos André ha repartido sus minutos en cuatro encuentros y fue titular en el choque ante el Eibar. El brasileño tuvo el balón de la victoria ante el conjunto oscense en el último partido y en el último minuto, pero tras una buena jugada, su disparo se fue ligeramente desviando de la portería de Andrés.



Fuente: As.com

Compartir