REAL VALLADOLID Ilusionante debut de Orellana, Bruno y Weissman con el Pucela


El debut liguero del Real Valladolid ante la Real Sociedad dejó un sabor agridulce por el buen juego desplegado, sobre todo en la primera parte, y por el empate en un error de bulto de Jordi Masip. Entre las cuestiones positivas, además, hay que contar el debut de tres de los cinco fichajes del club este verano. Fueron titulares Bruno y Orellana y salió en la segunda parte Weissman.

La aparición del central fue una sorpresa porque durante la semana se vino intuyendo que la pareja de centrales sería Joaquín y Javi Sánchez. Sin embargo, el madrileño arrastraba unas molestias desde el partido ante el Sporting de Braga y la prudencia aconsejó que el andaluz formara pareja con el canario recién llegado, completando una actuación interesante.

Sin embargo, la ilusión vino del debut de Fabián Orellana que demostró, sin duda, ser el jugador de más calidad del equipo jugando por detrás de Guardiola y mostrando el camino: el equipo debe formarse alrededor de él. El chileno no tuvo una actuación prodigiosa, pero cada balón que tocó, lo mejoró, colocó a sus compañeros en ventaja y demostró un liderazgo muy prometedor. Ante eso, la gran duda viene como se dispondrá el conjunto de cara a los próximos partidos. Por detrás del punta parece liberado de ciertas misiones defensivas, aunque el equipo en defensa se colocaba en 4-4-2. Si Sergio decidiera jugar con dos puntas, el chileno tendría que desplazarse a la izquierda, creando un problema ya que si obligas a tu jugador de más calidad a perseguir al lateral contrario estarás desgastando su principal argumento ofensivo, salvo que el míster prepare un entramado que libere al 12 del trabajo defensivo.

Escudo/Bandera Real Valladolid

El debut de Weissman fue más testimonial que otra cosa. Entró en el minuto 80 y apenas tocó balones, aunque sí dejó un par de detalles interesantes: un taconazo que mejoraba la jugada y dos desmarques a la espalda de la defensa que, por desgracia, no llegaron a su destino. Promete el israelí, aunque hay que verle más.

En definitiva, no fue un mal comienzo de los nuevos. Debutaron de titulares dos y jugó uno más, lo que conviere al Real Valladolid en uno de los equipos que más fichajes utilizó en la primera jornada, teniendo en cuenta que no se jugaron tres partidos. De los otros siete partidos, 14 equipos, ninguno usó más de dos fichajes en el once titular. Usaron dos el Pucela, el Huesca (Maffeo y Andrés) y el Villarreal (Parejo y Coquelin). Muchos más fueron los que usaron un nuevo de inicio: Alavés (Battaglia), Cádiz (Negredo), Celta (Tapia), Granada (Milla), Osasuna (Juan Cruz) y Betis (Bravo), mientras que no usaron a ninguno de sus fichajes conjuntos como Athletic, Levante, Real Sociedad, Eibar y Valencia.



Fuente: As.com

Compartir