Real Madrid | Radiografía de un desastre


Han bastado seis partidos esta temporada (cinco de Liga y uno de Champions) para que el Madrid toque fondo. La buena noticia es que hay un Clásico a la vuelta de la esquina para cambiar la dinámica. La mala, que hay varios elementos que hay que vigilar muy de cerca para que no se conviertan en males endémicos de cara al futuro. Las que siguen son las principales causas de una crisis tan temprana. Las dos derrotas ante Cádiz y Shakthar ponen a la entidad en una situación límite.

Los vaivenes de Zidane:

Sus vaivenes en los onces iniciales no son la mejor manera de afianzar la dinámica de juego de un equipo. Seis partidos, seis alineaciones radicalmente opuestas. En nombres y en el dibujo. Ha probado un Madrid con dos delanteros (Valladolid y Betis), con cuatro centrocampistas y el 4-3-3. Algo está fallando si de seis partidos el Madrid sólo ha podido ganar tres. El Madrid sigue teniendo el problema del gol (sólo ocho marcados, y uno de ellos fue de un rival). Tiene una media anotadora esta temporada de 1,3 a favor cuando en el último ejercicio de Cristiano estaba en 3,4. Pero es que, además, ha perdido la solidez defensiva, que era la marca registrada de Zidane con la que consiguió la última Liga. De los 0,54 encajados de media en los últimos 11 partidos del campeonato postconfinamiento (seis goles en esos 11 encuentros) para cantar el alirón, el Madrid ha pasado a recibir 0,83 por partidos (cinco encajados en seis partidos).

Jugadores irrecuperables:

Hay jugadores en los que Zidane ha apostado en este arranque de temporada que, probablemente, no estén ni de lejos en su mejor momentos. Hay tres casos especialmente significativos, los de Marcelo, Isco y Jovic. El jugador serbio acumula ya cuatro partidos (tres como titular), 201 minutos y cero goles. Marcelo ha sido titular en las dos derrotas, y eso suma en una estadística negra para él: en la segunda etapa de Zidane en el club el equipo blanco perdió en Liga ocho partidos de los 26 en los que fue titular Marcelo, pero el dato es mucho más relevante cuando no estuvo en el once inicial: el Madrid nunca perdió. Con respecto a Isco, ha ido bajando de manera alarmante su estadística de participación en el Madrid. Aquellos tiempos en los que fue titular en dos finales de la Champions con Zidane están ya casi olvidados.

Plantilla sin refuerzos:

El Madrid es el único equipo de los grandes de Europa que no ha hecho fichajes. En España se ha hablado mucho de que el Barça está en banca rota, pero aun así vendió por valor de 126,5 millones y compró por 124. En Atlético vendió por 72,8 y compró por 65,5. El caso del Madrid ha sido distinto, puede que pensando en la estrategia de intentar fichar a Mbappé el próximo verano o puede que condicionado por el préstamo de casi 600 millones que pidió para reformar el Bernabéu. La entidad blanca, sin embargo, vendió por valor de casi 100 millones de euros (Achraf, Reguilón, Oscar Rodríguez), pero no ha fichado nada.

Escudo/Bandera Real Madrid

No dan un paso al frente:

En esta situación de carestía económica por el coronavirus y la estrategia de fichajes futuros era muy importante que los jugadores jóvenes con caché dieran un paso al frente para sostener al equipo… De todos, sólo Vinicius parece estar funcionando (es su tercera temporada). Al menos, hoy por hoy es el pichichi del equipo con tres goles. Están siendo decepcionantes, sin embargo, Rodrygo, Militao y Asensio. El mallorquín todavía necesita más rodaje para tener confianza en su juego después de la importante lesión de rodilla, pero también es cierto que ya estaba para jugar al final de la pasada campaña. En cuanto a Rodrygo (costó 40 millones de euros) su partido ante el Shakhtar le retrató ofensiva y defensivamente. La actitud de Vinicius cuando salió (en 14 segundo robó y marcó) le dejó en evidencia con respecto a la que él había tenido. Y por último, Militao está dando una de cal y otra de arena. La pasada campaña se puso en evidencia ante el Betis justo antes del confinamiento. Luego lo arregló tras la reanudación pero, ante el Shakthar, volvió a las andadas.

Salidas de jugadores erróneas:

El club ha accedido a deshacerse de jugadores que podían servir para este periódico de entreguerras mientras el Madrid se reconstruye tras la salida de Cristiano. Son hombres que no contaban para Zidane, pero también estaba en la mano del club haber insistido en que eran patrimonio de la entidad y en que había que sacar lo mejor de ellos. Esa es la labor de un entrenador. Hay casos como el de James, además, que atendiendo a lo dicho por el tesorero de Banfield, no han dejado ni un euro en caja. Ahora es uno de los hombres fuertes de la Premier. Reguilón (venedido al Tottenham), visto el estado de forma de Marcelo y su edad (32), podría haber sido muy necesario. Como Achraf (vendido al Inter) en el otro lateral para el futuro. O Ceballos (cedido al Arsenal) en la medular…

Sin jugador franquicia:

También es mala suerte, la estrategia con Hazard fue muy acertada. El Madrid convenció al belga, esperó su momento, cuando sólo le quedaba un año de contrato, y fichó al galáctico que había justo por detrás de hombres como Messi, Cristiano, Neymar o Griezmann… Pagó 100 millones de euros más 40 en variables. Y su realidad en números, hasta la fecha, es un drama: un gol en 22 partidos la pasada campaña e inédito en esta. El Madrid necesitaba mucho de su referente, el que debía ser el jugador franquicia.



Fuente: As.com

Compartir