Real Madrid | «Le dije a Rijkaard que nos ganaría, Florentino me regañó»



Real Madrid | "Le dije a Rijkaard que nos ganaría, Florentino me regañó" 1

Arrigo Sacchi, definido por ‘La Gazzetta dello Sport’ «el técnico italiano que más influencia tuvo en la historia del fútbol», mañana cumple 75 años. El periódico rosa, para celebrar este cumpleaños, le dedicó dos páginas y una larga entrevista, en la que el entrenador habló de sus recuerdos y del fútbol actual.

Futbolista: «Empecé como delantero, luego bajé hasta lateral. En el Baracca Lugo jugué contra Capello, el 10 del SPAL. En la primera parte me hizo dos caños, llamándolos. Decía: ‘Caño’ y me hacía pasar el balón entre las piernas. Juré que si lo volvía a hacer, le pegaba».

Berlusconi: «Me prometió una casa y un mayordomo si me iba al Monza de director técnico. Le dije ‘no, gracias, es tarde».

Galliani: «Me dio un buen susto. Dijo que era asintomático, luego que siempre tenía fiebre, y de repente dejó de responder. Una mañana, por fin, me llegaron tres emoticonos amarillos con el corazón, tres besos. Es un gran directivo».

Rijkaard: «Lo recuerdo en el túnel del Bernabéu, fumando muy agobiado, a pocos minutos de un Clásico. Él entrenaba al Barça, yo era director técnico del Madrid. Le dije: ‘Tranquilo, vais a ganar fácil, no somos competitivos. Florentino me escuchó y dijo: ‘¿Usted está con nosotros, o con ellos?’. El Barça ganó 3-0».

Fútbol italiano: «Pelé me dijo en el 2000: ‘Tienen buenos jugadores, pero rechazan jugar’. Es así. Baresi se quejó conmigo de que nadie se acuerda de la Selección que perdió la final ’94 ante Brasil, en un campeonato agotador. Tiene razón, esos chicos merecían un reconocimiento del Estado como fue para otros. Me da pena no haber conseguido transmitir que ganar no es suficiente, hay que merecerlo».

Fútbol internacional: «Me gustan el Bayern y el City, desde que volvió a presionar. En noviembre, en su momento más crítico, Guardiola me llamó y yo le dije: ‘No estás presionando más’. Pep mejora las ligas en las que entrena, transmite valentía e ideas, como hacía mi Milan».

Retirada: «En Parma le dije a los jugadores, al primer día: ‘hoy no entrenamos. Sentaros en el césped y cada uno de vosotros me explique por qué tantos buenos jugadores no consiguen ganar’. Hablaron Thuram, Cannavaro, Buffon… Empatamos en San Siro con el Inter, en Lecce con una cantada de Buffon que me pidió perdón. Luego, ganamos en Verona. Allí me asusté: no sentí ninguna alegría. Fue como beber un vaso de agua. Estaba vacío, había llegado mi momento. Llamé a mi mujer: ‘Vuelvo a casa. Ya me retiro».

Dios: «Rezo todas las noches, voy a la Iglesia. Sé que debe perdonarme algo: me gustaría tener más fe. No consigo creer que haya algo después de la vida. Ojalá me equivoque. ¿Dicen que él está atento al mérito? Esperemos. Al menos él».

 



Fuente: As.com

Compartir