Real Madrid: Hazard y Bale, dos problemas millonarios para el Real Madrid


Una vez cerrado el telón de la temporada 2020-21, las oficinas de los equipos comienzan a preparar un verano de novedades: a priori, no se prevé que haya muchos fichajes debido a la crisis económica que ha arrastrado la pandemia del Coronavirus. Tan sólo algunos de los equipos poderosos del continente podrán llevar a cabo grandes incorporaciones, pero sí se puede aventurar un mercado movido.

Escudo/Bandera Real Madrid

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 23 de mayo de 2021

Y uno de los principales candidatos a agitar ese mercado de salidas es el Real Madrid. Sobretodo por dos de los jugadores que militan en la plantilla blanca y que no han cumplido lo mínimo exigible en esta temporada: Eden Hazard (30 años) y Gareth Bale (31). Dos problemas millonarios: sus sueldos galácticos (ambos cobran unos 30 millones brutos por temporada) no se corresponden con su rendimiento en el terreno de juego. Para ser diferenciales, han brillado por su ausencia…

El primero volvió a caerse de una convocatoria en el último entrenamiento de los blancos previo a su enfrentamiento con el Villarreal. El segundo, que ha estado cedido toda la temporada en el Tottenham, amenaza con quedarse la próxima temporada, la última que le queda como jugador madridista. Para numerosos seguidores madridistas ninguno de los dos debería seguir vistiendo la elástica blanca en el futuro…

Hazard se ha convertido en el caso más sangrante. Ayer, se pudo ver al belga dialogando con el presidente blanco, Florentino Pérez, y su compañero Lucas Vázquez en el túnel de acceso al terreno de juego antes del comienzo del encuentro. El máximo dirigente parecía pedirle explicaciones sobre su última lesión: una sobrecarga muscular en el muslo derecho que le impidió participar ante el conjunto groguet. El belga ha cerrado la temporada con apenas 532 minutos repartidos en 14 presencias en partidos de Liga (no ha completado ni un solo encuentro liguero).

Las lesioens que ha sufrido Eden Hazard en sus cuatro últimos años.

Florentino Pérez, hablando antes del partido con Hazard y Lucas Vázquez.

En el cómputo de todas las competiciones apenas ha jugado 896 minutos: no llega ni a nueve encuentros completos. El Real Madrid ha disputado 52 encuentros entre todas las competiciones. Su compatriota Courtois sólo se ha perdido un partido: el de Copa ante el Alcoyano jugado en enero de 2021… Su situación comienza a desesperar a Zidane, su máximo valedor en el conjunto blanco. El entrenador no supo o no quiso explicar con detenimiento la dolencia que le impedía estar presente en el Alfredo Di Stéfano para despedir la campaña jugándose el título liguero: “Algo tiene. Poca cosa, pero no queremos arriesgar. Si no entrena hoy (por el viernes) con el equipo es porque le pasa algo. Ya está”. Ese “Ya está” engloba un cabreo por parte del entrenador que parte de la afición blanca comparte. El belga, duramente criticado por su flojísima actuación en agosto de 2020 ante el Manchester City, intentó apaciguar el río de críticas con una frase que, pasado el tiempo, es demoledora. Entonces dijo: “Se me juzgará por mi segunda temporada”. Pues si es por lo que ha realizado en toda la campaña, el veredicto es desolador. Un erial: cuatro goles marcados: uno al Huesca, otro al Alavés, un tercero de rechace ante el Sevilla y el restante, de penalti al Inter en Champions…

Algo parecido sucede con Bale. Si ya en el tramo final de la pasada temporada pidió al propio Zidane que no le convocase a imagen y semejanza de James, que fue el primero que se lo solicitó al entrenador francés, su campaña en el Tottenham es irregular: ha participado en 34 encuentros con el conjunto londinense y ha marcado 16 goles (en 1.667 minutos). Pero sólo ha completado un encuentro de esos 33… Solicitado por Mourinho y llegado en calidad de cedido, todo parecía indicar que el galés iba a volver por sus fueros en su exequipo: la Eurocopa que comienza enseguida estaba en el horizonte. Aunque su último duelo con los Spurs fue de bello recuerdo: le hizo un doblete al Leicester en los últimos minutos para meter al Tottenham en la nueva Conference League.

Las lesiones de Gareth Bale.

Sin embargo, la decepción del entrenador portugués con el denominado en sus mejores tiempos como El Expreso de Cardiff ha sido grande. Su relación ha sido una continua lucha de toques de atención (más bien pellizcos de monja entre ambos) del técnico al jugador y del jugador al técnico. La salida del portugués serenó el ambiente. Su agente, Jonathan Barnett, ha vuelto a sacar a la palestra un posible regreso del galés. Tiene contrato hasta 2022, y la decisión del club es que no vuelva a vestir la camiseta blanca. Su última idea es que quiere regresar a la Casa Blanca para sopesar retirarse después. En cualquier caso, el Madrid paga unos 60 millones de euros brutos a los dos: el gran problema para aligerar masa salarial es la venta de los dos jugadores. ¿Será posible?



Fuente: As.com

Compartir