Real Madrid: Haaland y Mbappé se alejan



Real Madrid: Haaland y Mbappé se alejan 1

Esta semana los dos principales objetivos del Real Madrid en el mercado de fichajes se han puesto mucho más difíciles, siendo como eran ya de partida dos incorporaciones muy complejas y que requieren, ambas, un desembolso importante en un momento de tensión financiera para todos los grandes clubes, también el blanco. El plan del Madrid es ir a por Mbappé y Haaland, en ese orden, el primero este verano y el segundo el que viene, cuando su precio baje. Pero las circunstancias juegan un poco más en su contra tras los últimos acontecimientos.

La apuesta blanca está clara: este verano tiene que venir al Madrid Kylian Mbappé. El jugador ya sabe que el equipo madridista apostará fuerte si el PSG se abre a negociar y que la oportunidad debería surgir en este próximo mercado estival, pues Mbappé finaliza su contrato en 2022 y de momento se ha negado a renovar. Es la misma táctica que ya se utilizó para sacar a Courtois y Hazard del Chelsea: esperar a que faltase un año para que quedasen gratis y que el club propietario se viese en la obligación de traspasarlos para no dejarlos ir sin ingresar un euro.

El problema viene por las declaraciones del presidente del PSG, Nasser Al Khelaifi, a L’Équipe: «Voy a ser claro. Kylian Mbappé va a seguir a París, nunca vamos a venderle y nunca saldrá libre Nunca doy detalles a los medios de las negociaciones (para su renovación). Todo lo que puedo decir es que están progresando. Espero encontrar un punto en común. Es uno de los mejores jugadores de la actualidad y un chico fantástico. Ganará el Balón de Oro en los próximos años, estoy seguro». Una amenaza en toda regla del PSG a Mbappé, aunque no del todo sostenida: puede negarse el club parisino a traspasarle este verano, como ya hizo con Rabiot recientemente, pero si no firma una extensión de contrato podrá salir gratis en junio de 2022.

Mbappé puede irse gratis

Rabiot forzó la máquina y el PSG respondió dejándole en la grada seis meses; se antoja más complicado que pueda hacer algo así con Mbappé, un ídolo para la afición del club y para la de toda Francia, siendo como es uno de los héroes del Mundial ganado en 2018. Tiene pinta, por las palabras de Al Khelaifi, de que el PSG tampoco está por la labor de dejar que el delantero dicte cómo debe ser la planificación deportiva del equipo: «Si Kylian quiere decidir a quién fichamos o no, eso no es posible. ¿A dónde puede ir? ¿Qué clubes, en términos de ambición y proyecto, pueden competir con el PSG?”.

En el Madrid se esperaban una reacción así por parte del PSG y saben que para que la operación sea posible deben tratar al club parisino con el máximo tacto. Ya pasó hace unos veranos que el Madrid desmintió varias informaciones en su página web, relacionadas con Neymar y Mbappé, cuando no es algo que acostumbre a hacer la entidad blanca. Desde el principio ha pretendido trasladarle al PSG su máximo respeto y alejarse de informaciones que insinuasen que había contactado con el futbolista por cauces alternativos.

Esos contactos se han llevado a cabo sin embargo por medio de terceros y la decisión de Mbappé de jugar en el Madrid es firme. En el club blanco esperan que el PSG entienda a lo largo del verano que si no le traspasa ahora, lo perderá dentro de un año sin recibir traspaso a cambio. El PSG no se ha comportado en el pasado como un equipo al que le mueva el dinero (Rabiot, Verratti, Marquinhos…), pero este caso es distinto: por muco apoyo económico qatarí que lo sustente, el Fair Play Financiero está ahí y el club tiene previsto perder 200 millones esta temporada. Un traspaso como el de Mbappé podría resolver gran parte de esos problemas.

Si no hay fumata blanca y el PSG se niega a vender este verano, el plan del Madrid rotaría hacia Haaland. La idea blanca es cerrar al francés este verano e intentar el traspaso del noruego el siguiente, para que formen ambos una delantera joven de primer nivel que pueda jugar una década completa en el Madrid. El Borussia Dortmund no quiere vender a Haaland este verano, lo considera imprescindible para su proyecto deportivo y también para potenciar el retorno de los aficionados al estadio, una vez que se abra la mano en ese sentido.

Haaland son 200 millones

El noruego y su agente, Mino Raiola, tienen un acuerdo con el Borussia por el cual se facilitaría su salida a partir de 2022; no hay un precio pactado, pero trascendió una cifra cercana a los 75 millones, si bien dicha cifra se filtró cuando Haaland no había desatado aún todo su potencial en Alemania. Ahora, esa cantidad suena muy escasa. Como ya informó AS, el Borussia viene trasladando que este verano el precio de Haaland es de 200 millones: es en realidad un precio disuasorio, el club no quiere vender y sabe que esa cantidad, en el actual contexto, es casi inalcanzable. Aunque desde Inglaterra ya se ha venido informando de que, si hay opción de que salga este verano, el Chelsea estará entre los primeros de la fila esperando para hacer una oferta.

Si Mbappé no puede llegar este verano, el Madrid ya sabe cuál sería el precio de partida de Haaland, aunque cuenta con una relación excelente con el Borussia (Florentino y Hans-Joaquim Watzke, presidente del Dortmund, son buenos amigos) para intentar rebajar esa cantidad llegado el caso. Todo sigue abierto, pero los clubes vendedores, PSG y Dortmund, ya van avisando de que no entregarán la cuchara sin pelear.



Fuente: As.com

Compartir