Real Madrid | Carvajal puede con todos


Dani Carvajal (28 años) es y seguirá siendo el dueño de la banda derecha del Real Madrid. Hasta tres jugadores distintos (Odriozola, Nacho y Militao) han ido pasando por su puesto en las pocas ocasiones en las que Zidane ha decidido darle descanso en lo que va de temporada, pero ninguno de los tres ha logrado estar a la altura (si acaso Nacho) del chaval que puso la primera piedra de Valdebebas junto a Alfredo Di Stéfano, el 12 de mayo de 2004, cuando era miembro del equipo alevín con 12 añitos. Carvajal tiene dos temporadas más de contrato por delante (2022) y su idea, bien asesorado por su agente Ginés Carvajal, es retirarse de blanco firmado un último acuerdo que le lleve a prolongar su matrimonio con el Real Madrid hasta al menos 2026. Eso le permitiría ser un ‘single club man’ (hombre de un solo club). Algo que en el Madrid no pudieron conseguir últimamente otras joyas de la cantera como Raúl, Guti o Casillas.

Escudo/Bandera Real Madrid

El caso es que Carvajal, dueño indiscutible del dorsal número 2 y de la banda derecha del Bernabéu, se mantiene como uno de los fijos de Zidane como demuestran sus números. Esta temporada acumula 2.910 minutos, jugando completos seis de los siete partidos de la presente Champions (sólo descansó en Brujas, con la clasificación en el bolsillo), los 210 minutos completos de la Supercopa de Arabia (prórroga ante el Atleti incluida y penalti transformado en la tanda decisiva) y en Liga lo ha jugado todos menos el día de Osasuna en el Bernabéu (ocupó Odriozola su lugar), en Mallorca para que descansase antes de la Champions (Odriozola jugó mal, fue expulsado y supuso la primera derrota liguera del curso), en Valladolid por sanción (Nacho supo suplir su baja metiendo el gol de la victoria) y en la última salida ante el Betis. Estaba griposo y Zizou le reservó poniendo en su lugar en el Villamarín a Militao. El brasileño naufragó con estrépito y su banda fue un coladero. El Madrid perdió 2-1… Tampoco le fue nada bien al equipo su ausencia en Copa. Jugó en los triunfos en Salamanca (ante Unionistas) y en La Romareda de Zaragoza, pero para el partido con la Real Sociedad en el Bernabéu decidió Zidane darle descanso. Esta vez le tocó a Nacho, con una actuación gris como el resto del equipo. Derrota por 3-4 y eliminados de la Copa. Conclusión: en sus seis ausencias, el Madrid perdió la mitad de los partidos…

Este hecho explica la confianza ilimitada que tiene Zinedine en Dani. No hay que olvidar que Carvajal se fue del Castilla al Bayer Leverkusen en 2012 (en vista de que Mourinho le tenía ‘apartado’ por un castigo caprichoso e injusto) y regresó un año después triunfador e incluido en el once ideal de la Bundelisga. Ancelotti confió en él desde el primer día y diez meses después llegó la Décima en Lisboa, a las que Carvajal ha añadido otras tres Champions más… Su fuerte personalidad le ha hecho ganarse el respeto del vestuario donde es, después de Sergio Ramos, de los que más mando tiene cuando habla en voz alta. Ese peso en el grupo se comprobó hace tres veranos cuando marcó en el minuto 119 el golazo que dio al Madrid la Supercopa de Europa ante el Sevilla. Esa piña en torno a su figura fue reivindicativa para el lateral madrileño. Con los blancos ya acumula 269 partidos, con seis goles (esta temporada marcó en Vitoria) y nada menos que 45 asistencias. Con España suma ya 24 internacionalidades y es un fijo de Luis Enrique para la Eurocopa de 2021.

Todo esto explica las dudas de Acharf para regresar al Madrid, a pesar de ser su sueño, o la cesión de Odriozola al Bayern Múnich y la situación complicada de Nacho, en la lista de posibles salidas para este verano. Todo el que se acerca por sus dominios acaba dándose la vuelta. Carvajal puede con todos.



Fuente: As.com

Compartir