Real Madrid | Arde la ‘operación Mbappé’


«Creo que la familia de Mbappé no está muy contenta con las informaciones que se están filtrando desde dentro del PSG que hacen referencia a que están dispuestos a dejarle sin jugar una temporada si no renueva su contrato», dice a este periódico un alto cargo de una de las principales agencias de representación del mundo que está en contacto directo con el delantero, aún sin representante. «Así, sólo van a conseguir precipitar su salida». El PSG ve como se le escapa de entre los dedos la joya de la corona, el jugador con más valor de mercado del mundo (por encima de Messi, por edad y proyección) sin poder hacer nada para retenerlo. AS ya adelantó la intención del equipo francés de tensar la cuerda: «El PSG se pone duro, Leonardo prefiere que se vaya libre en 2022 a que no renueve». Y la amenza, difundida en más entornos, ha llegado a oídos de Mbappé y no ha sentado bien.

La relación de Mbappé con el PSG pende a día de hoy de un hilo. La gran ilusión del jugador ha sido y sigue siendo vestir la camiseta del Madrid. En 2017 estuvo a punto de hacerlo. Una filtración de los papeles de Football Leaks lo reveló. El Madrid lo tenía atado por 214 millones. Los contratos salieron a la luz. Pagaba más de los 180 euros que terminó abonando el PSG porque el Madrid se hacía cargo de un impuesto del que están exentos en Francia. Finalmente, la entidad blanca no hizo efectivo el fichaje por dos razones: por un lado, ya tenía su tridente formado por Cristiano, Bale (más joven y con más vigor) y Benzema. Por otro, Mbappé quería cobrar 12 millones de euros y eso rompía la escala salarial del Madrid.

Transcurrido el tiempo, Mbappé tiene la certeza de que su sitio está en el Bernabéu. Le frustra caer en las primeras rondas de la Champions temporada tras temporada. Para él también fue un jarro de agua frío no tener opciones de ganar el Balón de Oro ni siquiera después de liderar a la Francia campeona del mundo. No sólo necesita el escaparate del Madrid, es que es notorio que tenía su cuarto de la residencia del Mónaco forrado de posters del equipo blanco y de Cristiano.

No es nuevo.

Desde 2017, Mbappé ha tenido dos conatos de provocar su salida al Madrid. De la primera vez dio cuenta el propio Emery con una declaración en El Larguero: «Mbappé quería irse al Madrid», reveló de la época en la que él entrenaba al PSG. «Hablé con su padre para que decidiese quedarse en el PSG. Iba con los ojos cerrados, quería irse al Madrid pero entre todos conseguimos convencerle». Ya el verano pasado, Mbappé se volvió a revelar con su situación. «Creo que es el momento de tomar una mayor responsabilidad. Quizás en París sea feliz, pero quizás en otro lugar también con un nuevo proyecto», dijo en la gala de final de temporada del propio club. «Si hablo otra vez sobre esto es demasiado. Era el mensaje que quería enviar», concluyó. En esta ocasión, el PSG se vio obligado incluso a sacar un comunicado para decir que se quedaba.

Escudo/Bandera Real Madrid

El Madrid se mantiene a la espera, fiel a su estrategia de intentar su fichaje en el verano de 2021, cuando sólo le quede un año de contrato. Para eso es importante que Mbappé no renueve. A día de hoy, Al Khelaifi ha dado la orden de que conseguir que firme la prolongación es objetivo de máxima prioridad. Pero Mbappé no ha querido sentarse a negociar. En el PSG, nos cuentan, incluso se ha valorado la opción de intentar que renueve incluyendo una cláusula liberatoria por una cantidad alta de dinero, como hizo el Barça con Neymar (222 millones), pero la inestabilidad del mercado haría imposible que el jugador transigiera con esa opción. La operación Mbappé está al rojo vivo.



Fuente: As.com

Compartir