Raúl Jiménez fue el último en burlar al dúo Van Dijk-Gomez


El Liverpool llega al Metropolitano con los depósitos de confianza por las nubes. Va camino de romper todos los récords en la Premier para coronarse campeón con una velocidad inusitada. Venció al Norwich, colista del campeonato, en un partido en el que los de Klopp demostraron incomodidad, sobre todo en el primer tiempo. Kloop pretendía ahorrarse recursos ante el último clasificado de su campeonato, pero no pudo hacerlo y finalmente tuvo que tirar de Mané y de Fabinho, ambos convalecientes últimamente, para resolver el partido.

Escudo/Bandera Liverpool

Además, ante Los Canarios el equipo de la ciudad del Mersey volvió a sumar otra portería imbatida. Tettey estuvo cerca de marcar en el segundo tiempo, pero el poste escupió su disparo desde fuera del área. Al margen de esa, el Norwich tuvo otra opción de marcar, ésta en el primer tiempo. Pero Alisson salió muy bien a los pies de Pukki. Al final otro partido que el brasileño sumó sin encajar y lo mejor para Klopp es que siente que ha encontrado la pareja ideal para acompañar a Van Dijk en el centro de la zaga. La lesión de Matip generó dudas. Después el técnico alemán se encontró con la de Lovren, pero lo que parecían problemas se convirtieron en soluciones. El 14 de diciembre Joe Gomez (22 años) formó como pareja titular junto a Van Dijk en el centro de la zaga contra el Watford y desde entonces, en 900 minutos de Premier, el Liverpool únicamente ha encajado un gol.

Y fue precisamente un exrojiblanco el último en burlar la atención de los dos centrales red. Raúl Jiménez empató momentáneamente el Wolverhampton-Liverpool el pasado 23 de enero con un cabezazo a pase de Adama Traoré. Era el 1-1 porque antes había marcado Henderson, también por arriba a la salida de un córner. En el minuto 84’ de aquel duelo, Firmino le dio finalmente el triunfo al Liverpool. El ariete mexicano había conseguido sorprender al Liverpool en un contragolpe que el mismo inició, para mandar al espacio sobre la espalda de Robertson. Allí Traoré dio continuidad a la contra y volvió a servir para que el azteca cabeceara desde el punto de penalti libre de marca.

Van Dijk había tenido que salir a tapar la espalda de Robertson y Gomez no llegó a encimar al mexicano. En el primer tiempo Jiménez volvió a tener otra ocasión, esa vez buscando a Alexander-Arnold, el otro lateral del Liverpool, identificando claramente los puntos débiles de la defensa red. Desde aquel 14 de diciembre cuando Gomez se instaló junto a Van Dijk, el Liverpool ha sumado nueve porterías a cero en diez partidos de Premier y ha encajado únicamente ese gol de Raúl Jiménez.



Fuente: As.com

Compartir