Pese a las versiones, River no dejará de viajar a Brasil si tiene que jugar por la Libertadores


Más de 2 millones de personadas infectadas. Más de 83 mil muertes. Son los datos duros que arrojan hasta este jueves los registros de la pandemia del coronavirus en Brasil. ¿Quién se animaría a viajar al país vecino en estas condiciones? Esa fue una de las dudas que se plantearon cuando la Conmebol dio a conocer el programa de partidos para la reanudación de la Copa Libertadores.

Según ese calendario, el River de Marcelo Gallardo tiene que viajar a San Pablo el 17 de septiembre para enfrentar al equipo homónimo de esa ciudad. No se sabe cuál será la situación sanitaria para ese entonces. De todos modos, según pudo saber Clarín, River no dejará de viajar a Brasil si tiene que jugar por la Copa.

Mirá también

Así lo informaron desde la institución Millonaria ante especulaciones de algunos medios de que, a partir de recomendaciones realizadas en términos generales por el infectólogo Pedro Cahn, River podría negarse a viajar. «Esas versiones no tienen que ver con la realidad», comentó un importante dirigente. Y agregó: «La voluntad de River es respetar los calendarios establecidos por Conmebol y afrontar los compromisos que de ellos se desprendan«.

En el marco de un encuentro que la AFA llevó adelante esta semana por la pandemia y la vuelta a la actividad, Cahn, quien fue invitado a participar, había afirmado: «Si yo fuera presidente del club, al día de hoy no mandaría a mi plantel a jugar a Brasil. Además, las fronteras están cerradas».

Mirá también

Al conocerse estas declaraciones, se especuló con que era una recomendación para River. Pero en verdad, la manifestación de uno de los asesores del Gobierno Nacional había sido a modo de ejemplo por el impacto del COVID-19 en Brasil y nada tuvo que ver con el viaje del plantel de Gallardo en particular.

De esta manera, en el club de Núñez se acatará lo que decida la Conmebol, que en las últimas horas, luego de reprogramar el calendario, redobló la apuesta: actualizó los protocolos y ya se está encargando de la logística para los viajes.

Mirá también

La postura de River, según le confirmaron a Clarín, es la de «respetar los calendarios propuestos por las distintas asociaciones y organizaciones, priorizando el cuidado de las personas y la salud pública». Y recalcaron que el hecho de no presentarse ante Atlético Tucumán al principio de la pandemia fue porque consideraron que la sospecha de un posible caso de coronavirus (de un jugador de Reserva, Thomas Gutiérrez, quien finalmente tuvo faringitis) ponía en riesgo a su plantel, al equipo adversario y a los empleados, por lo que tomaron la decisión de cerrar el club y suspender todas sus actividades.

Cuatro meses después, hay otra visión. «Entendemos que producto de la normalización que gradualmente comienza a ocurrir en distintos ámbitos, con todos los protocolos y cuidados del caso, es momento de abordar gradualmente la vuelta a nuestra actividad», confió un directivo. Mientras tanto, la curva de contagios está en ascenso. Y los temores ya no pasan solo por un futuro viaje a Brasil sino también por lo que ocurra aquí.



Fuente: Clarin.com

Compartir