Óscar apadrina a la nueva perla de A Madroa


El jugador número 500 en debutar con el Celta en Primera es la nueva joya de A Madroa. A sus 18 años, todavía en edad juvenil, Gabri Veiga recibió la alternativa con el primer equipo. Óscar García apostó por el centrocampista de O Porriño para reemplazar a Renato Tapia en los últimos diez minutos del partido contra el Valencia.

El internacional sub-18 se estrenó en la élite formando un triángulo en la medular con Okay Yokuslu y Brais Méndez. Veiga exhibió soltura y no le quemó el balón en los pies pese a lo ajustado del resultado (2-1). Una puesta de largo que no sorprendió a Óscar. «Desde los primeros días ya vi que era un jugador que tenía mucho nivel, mucho futuro«, señala el entrenador catalán.

Escudo/Bandera Celta

Formado en el Santa Mariña, club vigués donde también dieron sus primeros pasos futbolísticos Brais y el portero Rubén Blanco, el porriñés se estrenó la pasada campaña con el Celta B. Su hoja de ruta para este curso era alternar el filial con el equipo juvenil que disputará la Youth League. Sin embargo, a la espera de que la dirección deportiva céltica cumpla el deseo del cuerpo técnico de reforzar el centro del campo con un ‘8’, con Rafinha Alcántara como opción soñada, Veiga seguirá siendo uno más en la dinámica de la primera plantilla.

«Es un debut que va a recordar toda la vida, pero se lo ha ganado él. Yo no regalo nada a nadie. Si ha jugado es porque hemos creído que era el mejor para jugar esos minutos. A mí no me importa hacer jugar a los jóvenes, lo he hecho siempre. Conmigo han debutado muchísimos jugadores en todos los equipos que he estado», afirma Óscar, que en las dos primeras convocatorias de esta temporada también ha contado con otros dos talentos de A Madroa que se han ganado su confianza durante este verano: el central José Fontán y el extremo Miguel Rodríguez.



Fuente: As.com

Compartir