Muñiz apaga el incendio



Muñiz apaga el incendio 1

AI Alavés no le hizo falta mirar de reojo a Son Moix y San Mamés para certificar su permanencia en Primera. Reinó en el Villamarín sin apenas apretar el acelerador gracias a dos apariciones letales que tumbaron al Betis. El efecto Muñiz fue suficiente para apagar el incendio. El mismo que fue sofocado hace algunos días en Heliópolis y que no tapa la mediocre temporada de los verdiblancos. Una aparición de Joselu entre líneas bastó para desnudar las eternas carencias defensivas del equipo de Alexis Trujillo antes de que Ely sentenciara a las puertas de un emocionante final que tuvo dos expulsiones y un insuficiente tanto de Loren.

Había miedos en el arranque y se respiraban en cada balón parado. Avisó primero el Betis con una jugada de estrategia que terminó con un gol anulado a Borja Iglesias por fuera de juego. Dos minutos tardó en responder el Alavés con un inocente remate de Burke. Tomó los mandos el Betis, pero la luz sólo llegaba cuando se asociaban Canales y Fekir. Un pase del francés al cántabro casi supuso el 1-0.

El Betis, ajeno a la lucha interna de un nervioso Alavés, trataba de hilar un fútbol que se estancaba en los pies de Edgar y Guido. Joaquín, que superó a Raúl sumando 551 partidos en Primera, tampoco lograba entrar en escena. A base de tímida insistencia, Borja Iglesias tuvo su oportunidad al borde del descanso, pero se topó con Roberto. Los guardametas ganaban la partida.

Trató de salir con más garra el Alavés tras el descanso y Joselu perdonó en una clara oportunidad de tumbar el miedo en el 46. Sí lo logró unos minutos más tarde cuando aprovechó un brillante pase entre líneas de Burke para batir a Dani Martín con frialdad. Fue anulado por fuera de juego antes de ser otorgado por el VAR. La aparición de Joselu fue oro puro. También lo sería el remate de cabeza de Ely minutos después para aprovechar la deficiente defensa de los béticos.

Reinaron los nervios en el sprint final del duelo. El Betis quiso tirar de casta demasiado tarde. Juanmi y Ely fueron expulsados por exceso de ímpetu y Loren recortó distancias en un descuento de locos. Y era demasiado tarde. Muñiz apagó el fuego a tiempo y el Betis entrega a Pellegrini una papeleta llena de deficiencias para la próxima temporada.



Fuente: As.com

Compartir