Mount pone en jaque a los superfichajes Werner y Havertz



Mount pone en jaque a los superfichajes Werner y Havertz 1

Sevilla se está convirtiendo en una plaza especial para el Chelsea. Allí goleó a los de Lopetegui con un estelar Olivier Giroud y pudo este miércoles con el Oporto al imponerse por 0-2 en un partido que se desplazó al Pizjuán a causa de las restricciones derivadas de la pandemia de Covid-19.

Los blues sufrieron ante un Oporto que exhibió mejor juego que efectividad y se fue con un resultado ciertamente complicado para vuelta. Chilwell sentenció en la segunda mitad sumando otro tanto al que hizo Mount cuando pasaban apenas dos minutos de la media hora. El inglés demostró toda la clase que atesora. Recibió de Jorginho, giró sobre su propio eje con el balón perfectamente controlado y definió con un tiro preciso ante Marchesín. Su octavo gol de la temporada que justifica su presencia habitual en el once tanto de los del Bridge como de la selección inglesa.

El buen nivel del canterano de Porthsmouth contrasta con las temporadas de los dos fichajes más caros de este año en el exclusivo barrio londinense: Timo Werner y Kai Havertz.

Cantera o cartera

Este verano el Chelsea se lanzó a por lo mejor de la Bundesliga atrayendo a Londres a dos de los talentos jóvenes más importantes de la liga alemana. Werner era el puntal del RB Leizpig, un delantero fuerte, veloz y capaz de definir en casi cualquier situación. Havertz, por su parte, llegaba como uno de los jóvenes más talentosos desde Leverkusen. Este año, ambos parecen desdibujados y el Chelsea se cuestiona si la inversión de 133 millones (53 por Werner, 81 por Havertz) mereció la pena.

En su primera campaña en Londres, Timo Werner está viviendo un calvario. El de Stuttgart trabaja duramente para regresar a su mejor nivel, pero su bloqueo mental de cara a gol le lastra. «Nunca me ha pasado en mi carrera. Quizás este no vaya a ser mi año goleador, pero al final de la campaña reflexionaré en cómo ha ido la temporada», aseguraba semanas atrás. Su nivel ya le ha hecho aparecer en algún rumor de salida, pero Tuchel parece confiar en la resurrección del delantero. 40 partidos y apenas diez goles, que saben a poco por lo pagado y por su talento.

Para Havertz también está siendo complicado. Goza de numerosas oportunidades, pero no acaba de brillar como se esperaba. Acumula cinco goles en 33 partidos aunque de una importancia relativa. Tres de ellos fueron en la Carabao Cup al Barnsley, equipo de Championship (Segunda División) y otro en la FA Cup al Morecambe, de la cuarta categoría profesional inglesa. En la Premier anotó ante el Southampton en octubre y sigue sin ver puerta. En la Champions aún no ha celebrado un solo tanto.

Fue el tercero en discordia, Mount, quien un día más con menos focos y menos inversión en él, si dio el nivel que se esperaba del ataque del Chelsea y que acabó siendo definitivo. El inglés pone en jaque a los superfichajes.



Fuente: As.com

Compartir