Mientras se define el futuro de Lionel Messi, la Policía acusa de corrupción al presidente de Barcelona


El futuro de Lionel Messi es una incógnita por estas horas. Y en medio de la disputa con el Barcelona, un nuevo escándalo carga de más tensión a la novela. El presidente de la institución blaugrana, Josep María Bartomeu, fue acusado de corrupción por la policía catalana en una presentación vinculada al caso que se denominó «Barçagate».

Los Mossos d’Esquadra (como se conoce a la policía de Catalunya) concluyeron en que existen evidencias de corrupción en el «Barçagate» tras analizar las acusaciones contra la comisión directiva que conduce Josep Maria Bartomeu reflejadas en los medios de comunicación o en las denuncias presentadas por terceros.

El Barçagate surgió cuando medios catalanes revelaron que se había contratado a la empresa l3Ventures para que creara una cuenta de Facebook desde la cual se criticaba a directivos actuales y de conducciones anteriores, a estrellas del pasado como Pep Guardiola​ y Xavi Hernández y a figuras del plantel actual como Lionel Messi y Gerard Piqué. En su momento, Messi había deslizado críticas a los directivos por este asunto.

Hinchas de Barcelona reclamaron por Messi y contra Bartomeu en las afueras del Camp Nou. (Foto: Reuters)

Hinchas de Barcelona reclamaron por Messi y contra Bartomeu en las afueras del Camp Nou. (Foto: Reuters)

La sospecha se agravó cuando el exvicepresidente de la institución, Emili Rousaud, afirmó además que «alguien metió la mano en la caja», ya que el pago reportado a la empresa (un millón de euros) habría sido excesivo para las cifras que maneja el mercado. Sobre este punto profundiza la nueva denuncia: habla de sobreprecios del 600 por ciento, ocultamientos para con el órgano de control -interviene ante pagos mayores a 200 mil euros y en este caso se habrían suscripto cinco contratos por esa cifra para evadirlo- y hasta despidos ficticios.

Según habían publicado hace unos meses medios catalanes, l3Ventures facturó 297.000 euros cuyos fondos habrían salido del presupuesto de la cantera aunque 99.000 no llegaron a pagarse porque estalló el escándalo.

Esta situación se da en medio de una negociación tirante en la que Messi expresó su deseo de desvincularse del club. De hecho, Jorge Messi, el padre de Leo, viajó especialmente desde Rosario a Barcelona para intentar destrabar el conflicto. El miércoles fue a reunirse (acompañado por su hijo mayor, Rodrigo, y por el abogado valenciano Jorge Pecourt, del bufete Cuatrecasas) con Bartomeu, en la oficina de la presidencia del club catalán. La reunión, que duró una hora y media, fue cordial pero hubo un par de desencuentros grandes, según le contaron a Clarín.

Jorge Messi, a su llegada para la reunión con Bartomeu este jueves. (Foto: EFE)

Jorge Messi, a su llegada para la reunión con Bartomeu este jueves. (Foto: EFE)

Lo que pegó duro a los Messi fue que Bartomeu dijo que «si creen que tienen razón vayan a la FIFA«. Pero Leo no quiere irse con escándalos ni conflictos. Este jueves, Jorge y Leo estuvieron reunidos más de una hora en la casa que el crack rosarino tiene en Castelldefels, en las afueras de Barcelona.

No hay más pistas todavía sobre cómo seguirá esta historia. Lo que sí está claro es que a partir de la denuncia de la policía catalana, Bartomeu recibe un golpe. ¿Podrá sostenerse de pie para continuar cara a cara la negociación con los Messi? Habrá que ver si esta acusación le da un giro a este conflicto que tendrá nuevos capítulos. 

Mirá también

Mirá también

FK



Fuente: Clarin.com

Compartir