Miedo en Múnich por los falsos negativos



Miedo en Múnich por los falsos negativos 1

Sean cuales sean los resultados de las pruebas PCR a las que se sometió la plantilla del Bayern a lo largo de esta mañana tras conocerse el positivo de Serge Gnabry por coronavirus, el riesgo es máximo si, finalmente, el gobierno regional bávaro y la UEFA dan luz verde a la disputa del partido entre Bayern de Múnich y Atlético de Madrid esta noche. El protocolo del órgano continental prevé que se pueda jugar siempre y cuando el Bayern disponga de un total de 13 jugadores (incluyendo un portero) que hayan dado negativo en las pruebas, pero lo que verdaderamente preocupa es la fiabilidad de dichos tests.

Numerosos estudios científicos, entre otros uno llevado a cabo por la Universidad John Hopkins en Baltimore (EEUU), especifica que una prueba PCR realizada durante el primer día de una infección por Covid-19, en la mayoría de los casos, suele tener un falso negativo como resultado. El motivo es muy simple: durante el primer día de la infección, el ratio de expansión del virus en la zona de la garganta, justo donde se inserta la varilla para llevar a cabo el PCR, es bastante limitado. El resultado, por ende, no es verosímil. De las 1300 pruebas que se analizaron en dicho estudio tras el primer día de infección, el cien por cien fueron falsos negativos.

Esto significa, trasladado al partido de esta noche en el Allianz Arena entre Bayern y Atlético, que todos los futbolistas bávaros que hayan dado negativo en las pruebas a las que se sometieron al día siguiente de conocer el positivo de Gnabry, no tienen por qué ser negativos de verdad. El club hace hincapié en el cumplimiento estricto del protocolo de higiene impuesto por las autoridades y la federación, (reparto de vestuarios en los entrenos, mascarillas etc), pero la duda sigue ahí. Si Gnabry llegó a infectar a Alaba cuando se acercó a él durante la sesión de ayer, el austriaco podría dar falso negativo en su PCR de hoy. Y, por ende, jugar.



Fuente: As.com

Compartir