¿Messi se va de Barcelona? Aseguran que le dijo a Koeman que se ve más afuera que adentro


Cuesta imaginar un futuro del Barcelona sin Lionel Messi. Pero eso podría hacerse realidad antes de que el argentino decida colgar los botines. En Cataluña afirman que este jueves el capitán del equipo le comunicó al nuevo entrenador, Ronald Koeman, que no ve claro su futuro en el Barcelona.

El periodista Roger Saperas, de la cadena de radio catalana RAC1, cuenta que Leo le comunicó al holandés sus intenciones de cara a la próxima temporada en una reunión celebrada este jueves a la tarde en el domicilio del jugador.

«En este encuentro Koeman le ha expuesto su proyecto y según ha podido saber RAC1, el argentino no ve claro su futuro en el Barça. El jugador le ha transmitido su malestar y disgusto por la situación que se vive en el club tras el 2-8 contra el Bayern y, de hecho, le ha hecho ver que ahora mismo se ve más fuera que dentro del club«, asegura Saperas.

Por otro lado, en el sitio catalán Sport afirmaron que ante las dudas de Leo, el flamante DT trató de convencerlo de la importancia de seguir en el club. «Koeman inició a partir de entonces su trabajo de persuasión y le expuso las líneas maestras del proyecto para que el futbolista poco a poco vaya digiriendo que la mejor opción es continuar», afirma el artículo.

Irse de forma anticipada del Barcelona no es sencillo tampoco. En su contacto con la dirigencia, RAC1 afirma que «estos momentos el club mantiene que el jugador tiene contrato en vigor, que cuentan con él y no quieren hacer ninguna valoración sobre el encuentro que han mantenido el entrenador y Messi».

La decepción de Messi durante el choque ante el Bayern. (Foto: AP)

La decepción de Messi durante el choque ante el Bayern. (Foto: AP)

La situación contractual ata a Messi con el club catalán, ya que tienen un vínculo formal hasta junio de 2021, con una cláusula de salida gratuita que venció a fines de mayo, cuando el jugador debía comunicar si deseaba irse. Claro que en aquel momento la pandemia del nuevo coronavirus había frenado la actividad y también el mercado de pases. 

Con esa «cláusula de lealtad» imposible de ejecutar para el argentino, quedará la cláusula de rescisión que al momento de la última renovación, en 2017, había pasado de 250 millones de euros a 700 millones, una cifra que parece impagable.

Mientras tanto, Koeman intentará retenerlo. «No sé si tengo que convencer a Messi. Pero claro, al mejor jugador del mundo lo quiero en mi equipo y no en el equipo contrario. Voy a hablar con él también, es el capitán. Y ojalá que siga más años aquí, que quiera quedarse», dijo en su presentación.

Todos los estamentos del Barcelona quedaron en crisis luego del sacudón que representó la caída contra el Bayern, en una Champions que era el último salvavidas al que se aferraba el club para salvar una temporada pobre para sus parámetros: sin títulos locales (la Liga para colmo viajó a manos del Real Madrid) ni internacionales.

Pedri, nueva incorporación del Barcelona, posa junto al presidente Bartomeu en la presentación de este jueves. (Foto: AFP)

Pedri, nueva incorporación del Barcelona, posa junto al presidente Bartomeu en la presentación de este jueves. (Foto: AFP)

En el club apuntan a una fuerte renovación. La llegada de Koeman, vieja gloria del club (consiguió entre otras cosas el gol para la primera coronación europea en la final ante Sampdoria en 1992), era parte de ese proceso que arrancó con la salida de Enrique Quique Setién del banco de suplentes.

El presidente Bartomeu rescató en una entrevista con medios catalanes a algunos nombres que el club quiere retener. Ansu, Semedo, Griezmann (pese a una temporada muy por debajo de las expectativas que había generado)… Y desde luego, a la cabeza de todos, Messi.

Pero la idea sigue siendo la de una limpieza fuerte, que apunta también a lo económico: la idea es que grandes figuras con sueldos importantes dejen paso a valores jóvenes. La prioridad en ese sentido es Lautaro Martínez, por quien las negociaciones con el Inter están trabadas. Y mientras tanto quien sí llegó fue Pedri, un chico de 17 años que se convirtió en el fichaje más joven de la historia del conjunto catalán que se incorpora directamente para el primer equipo. Una apuesta a un futuro que por ahora parece demasiado lejano en un Barcelona muy golpeado.

Mirá también

Mirá también

MFV



Fuente: Clarin.com

Compartir