Mercado fichajes: Así cayó valor de James, iría del Madrid a Premier | Colombianos en el Exterior



Mercado fichajes: Así cayó valor de James, iría del Madrid a Premier | Colombianos en el Exterior 1

El daño colateral del carrusel de desencuentros entre Zinedine Zidane y James Rodríguez en Real Madrid tiene una medida incontrovertible: el valor de mercado del jugador.

Siempre que tuvo confianza, que se pudo afianzar y hacer su juego, su costo obviamente se disparó. Cuando aparecieron escuelas y maneras de trato distintas a las que esperaba el zurdo, el desplome también se midió en millones de euros.

Es así como James, el hombre de los 80 millones de euros, hoy costaría apenas el 31,2 por ciento, unos 25 millones de euros si nos atenemos a algunos medios sensacionalistas ingleses.

Se ve lejísimos aquella inversión que hiciera Banfield de Argentina de 250 mil euros de hoy. Para Envigado, el club que lo formó fue un antes y un después. Para él, una carrera en ascenso que no pararía hasta 2015.

Banfield se sentó a esperar a que el chico y el costo crecieran: a los 18 años ya costaba 2,5 millones y a los 19 se iba al Porto por 4,5 millones de euros. Un año después, en 2011, los genios de los negocios que son los portugueses ya lo cotizaban en 10 millones y en vez de perder la cabeza tenían las agallas de esperar hasta 2012 para no cederlo, a pesar de las opciones. Ya costaba 18 millones limpios.

El resultado de ese cálculo fue de premio nobel de economía: 32 millones de euros pagó Mónaco en 2013 por el colombiano. Y ya era, entonces, un referente de la selección nacional, un jugador clave en el andamiaje de José Pékerman, aunque quien salía en las portadas era Falcao con sus goles.

Vendría otro ‘cabezazo’, esta vez del super agente Jorge Mendes, cuando, según contó el propio James contó en entrevista con Rio Ferdinand, le pidió aguantar en Francia, aunque no fuera la liga estelar que soñaba, hasta después del Mundial, cuando le aseguraría el contrato de su vida. Tal cual: pasó el Mundialazo de Colombia en Brasil 2014 y el zurdo firmó con su soñado Real Madrid a cambio de 60 millones de euros más variables.

En 2015 era portada de Marca, con su figura cubierta en color dorado y un número redondo: ¡80 millones de euros! Era, con ventaja, el rey de los colombianos en el mercado europeo.

Pero se iría Carlos Ancelotti, su protector, y llegarían Benítez y Zidane con un efecto en la cotización se sintió de inmediato: Real Madrid se coronaba campeón de Champions y de Liga pero James ya costaba 10 millones menos. Y se pondría peor: en 2017, cuando el eficiente Mendes lo sacaba del incendio para ponerlo en Bayern Múnich, el costo estaba en 50 millones de euros, que los alemanes pagarían así: 10 millones por el préstamo y alrededor de 40 de opción de compra. No hubo tal.

De nuevo tuvo un peso importante el entrenador pues James llegó a costar 60 millones, por obra y gracia de la confianza que le dio Jupp Heynckes. Pero llegó Kovac y la magia lo devolvió a los 50 millones que, según Rummenigge, iba a pagar el Bayern hasta que el propio James pidió volver a España.

Lo que vino desde ese verano de 2019 hasta hoy ya se contado con suficiencia. De esos 50 millones cayó a los 32 que hoy calcula Transfermarket y a los 25 que podrían pagar, si fueran ciertas las versiones, por llevarlo, a los 29 años, a la Premier League.

La situación es clara: el peso del entrenador fue siempre vital en el valor de mercado de un jugador como James. Ya es grande, además la pandemia limita las transferencias y es mal momento para querer cambiar. Pero no tiene más opción pues su salida de su soñado Real Madrid está sentenciada. Se irá mal y lo sabe. Pero hay que apostar al futuro, a la mejor opción posible que busca con desesperación Mendes, lo que explica su afán de poner en los medios británicos.  Una rebaja de sueldo parece necesaria e inclusive podría pasar que el Madrid pagara su ficha con tal de revalorizarlo en otro club, aunque la verdad es que para los españoles el jugador ya está amortizado y no hay pérdida. ¿Cuánto vale realmente James? Esa es la gran duda hoy.



Fuente: Futbolred

Compartir