Mbappé se atasca con Francia


Francia ganó a Bosnia, pero no convenció. Un tanto de Griezmann a centro de Rabiot, eso sí, fue suficiente para asegurar el liderato grupal. El resto del encuentro resultó poco atractivo, hasta el punto de ser Hugo Lloris el jugador que recibió la mejor nota al final del mismo por parte de L’Équipe, con un ‘7’. Poco bagaje para una selección con el armamento de la francesa, puesto que en el 4-4-2 que dispuso Deschamps destacaba, por delante del jugador del Barcelona, Kylian Mbappé. Pero el de Bondy naufragó.

Ni Antoine ni Kylian estuvieron especialmente brillantes, pero el primero, además del gol, aportó una brega que siempre le acompaña. «Un gol de cabeza, el segundo después del de Ucrania (1-1), que nos recuerda que suele estar ahí para salvar a Les Bleus. Mucha implicación defensiva, especialmente en una carrera de 80 metros para parar a Dzeko con una entrada (21′). Por lo demás, tocó mucho balón alrededor del área, pero no estuvo lo suficientemente preciso. No obstante, el balance es positivo«. Así describía su partido el diario francés, que le colocaba un ‘6’, además de recordar su eficacia en los últimos encuentros.

«Un partido muy insuficiente»

Por el contrario, Mbappé echó de menos tener una referencia (Giroud empezó en el banquillo el choque), apenas creó peligro y ya son cuatro los choques consecutivos con Francia en los que no ve portería, además de haber fallado un penalti contra Kazajistán el pasado domingo. L’Équipe le suspende (‘4’) en sus valoraciones pospartido y describe su actuación de la siguiente manera: «Un partido muy insuficiente acorde a la imagen mostrada durante el parón. Le señalaron de manera errónea un fuera de juego (3′), pero había fallado contra el portero de todas formas. Un buen desborde (15′), pero rara vez tuvo aceleraciones exitosas. Debería haber atacado mejor el balón en el minuto 43, en el segundo palo. Pasó al flanco izquierdo con la entrada de Giroud (59′) y no mostró nada más».

Los datos anteriormente señalados contrastan con los dos goles que ha marcado Griezmann durante el reciente parón (Ucrania y Bosnia), además de botar el córner que supuso el 0-2 ante Kazajistán (autogol de Maliy). Es fría estadística, pero Deschamps ya le dio un toque de atención a Mbappé en la previa ante Bosnia: «No puede estar satisfecho con lo que ha hecho hasta ahora». Seguro que tampoco lo está con su actuación en el Estadio Olímpico de Sarajevo. Al menos, Francia hizo los deberes.



Fuente: As.com

Compartir