Marcelo Gallardo piensa en Ponzio para jugar contra Paranaense y le vuelve a pegar a la AFA: «Son todas ideas voladoras; hay que ir por algo mejor»


Marcelo Gallardo viene dando una conferencia de prensa virtual por mes desde el RiverCamp de Ezeiza luego de la reanudación del fútbol. Por tercera vez, el entrenador de River lo hizo en la previa de un partido por la Copa Libertadores. En septiembre fue antes del encuentro con San Pablo en el Morumbí; en octubre antes de jugar con Liga de Quito el último encuentro de la fase de grupos y este lunes, un día antes del choque con Athlético Paranaense por la ida de los octavos de final del torneo más importante del continente.

En cuanto al partido de este martes ante Athlético Paranaense, hay dudas hacia afuera acerca de cómo Gallardo va a plantar a su equipo. Pero aún no hay certezas. El Muñeco siguió con el misterio en la conferencia. “En cuanto al equipo tengo algunas ideas de cómo jugar el partido y manejo alternativas pero prefiero guardarlas para no darle opciones al rival”, dijo el entrenador Millonario.

Y sorprendió. “No descarto que Ponzio juegue de entrada. Ponzio podría haber sido de los futbolistas que más sufriera este extenso parate y sin embargo una situación como la que estamos viviendo no le hizo bajar los brazos. Eso se debe a su gran mentalidad y a ser parte de un grupo de jugadores que compite por algo».

Gallardo también se explayó con respecto al encuentro: “Analizo el contexto del partido, lo global, no solo el inicio. Porque a veces uno se queda cómo plantea inicialmente el equipo pero hay que tener en cuenta todo lo que puede pasar durante 90 minutos. Y nosotros somos un equipo que no tiene problemas en jugar con diferentes sistemas. Y la idea es la misma: que el rival no nos condiciones y que nosotros intentemos ser protagonistas. Más allá de los sistemas de juegos no cambia la idea”.

Sea con línea de cuatro defensores o con tres marcadores centrales y dos laterales, la idea no variará. River tratará de plantarse en el Arena de Baixada de Curitiba y ser protagonista.

Se supone que Robert Rojas se ganó un lugar después de su actuación ante Banfield. Habrá que ver si juega cómo líbero o como primer marcador central, al lado de Javier Pinola. Si el Muñeco elige la primera opción, Paulo Díaz también estaría en el equipo para armar la línea de tres marcadores centrales. Y si lo hace con cuatro, Ponzio se sumará al medio. En cualquier caso el que saldría es Julián Alvarez. ¿O puede haber otra sorpresa? Con Gallardo nunca hay que descartar nada…

Los otros nombres parecieran estar definidos. Ellos son: Franco Armani, Gonzalo Montiel, Pinola, Milton Casco, Ignacio Fernández, Enzo Pérez, Nicolás De La Cruz, Matías Suárez y Rafael Borré.

“Hay equipos fuertes en la Copa y es verdad que a partir de octavos no hay muchas chances. Si cometés errores podés pagarlos caro, no hay chances de recuperarse. Hay clubes con historia grande y puede que nos dejemos llevar eso, pero hay que ver los momentos de cada equipo. Hay que tener en cuenta los últimos cinco partidos de todos los equipos que venimos jugando y no tanto dejarse llevar por la historia de cada club. Después está la personalidad de cada equipo que habitualmente tienen presencia en estas instancias y por más que no vengan bien pueden imponer esa personalidad. Estaremos atentos a ver quienes pueden desenvolverse mejor en un año complejo por todo lo qué pasó. Está todo por verse”, analizó el Muñeco respecto a lo que se viene en la Copa.

Y, puntualmente, sobre su equipo, remarcó: “Estamos bien. Hubo dos momentos que tuvimos que atravesar. El parate larguísimo, primero. Cuando volvimos mostramos el deseo de jugar en una competencia que nos apasiona y nos gusta como lo es la Copa Libertadores. Y hasta tuvimos una versión superadora. Después empezó la Copa de la Liga local y hubo que rearmar el equipo entre jugadores que se fueron a los seleccionados y lesionados. No mostramos el mejor juego y podría haber sido delicado el asunto pero dentro de todo estuvimos bien”.

Gallardo también salió un poco del análisis futbolístico de la Libertadores y apuntó a la política del fútbol argentino cuando le consultaron por aquella frase de “las miserias ajenas y propias” que manifestó luego de la derrota ante Banfield en la cancha de Independiente. Y una vez más -como tantas otras- fue muy crítico con la organización.

“Se trataba de que en un fútbol argentino donde hay mucha rosca política, donde todos buscan sacar ventaja hay que terminar con todo eso. Hay que evaluar otras condiciones, ser serios, no parecerlos, sino serlos. Me da pena por el fútbol argentino. El fútbol argentino había entrado en decadencia total y se esta viendo lo que se ve. Un fútbol chato en el que no se juega por nada y no se ven partidos entretenidos. Son partidos feos, en un contexto donde se juega sin público y en canchas que visualmente no están buenas. Son todas ideas voladoras. Hay que ir por algo mejor”, manifestó Gallardo.

MFV

Mirá también

Mirá también



Fuente: Clarin.com

Compartir