Manchester City no supo aguantar el resultado y perdió un partido increíble


Manchester City cayó 3-2 contra el Wolverhampton en el marco de la fecha 19 de la Premier League y, en consecuencia, quedó a 13 unidades del puntero Liverpool, que tiene un partido menos. Si bien falta una vuelta completa, el campeonato empieza a definirse.

Fue un partido de locos porque tuvo de todo. A los 11 minutos del primer tiempo, Ederson había visto la tarjeta roja por una falta fuera del área, que cortó una chance manifiesta de gol. Y para el ingreso de Claudio Bravo, arquero suplente, tuvo que salir el Kun Agüero, quien pagó los platos rotos.

Mirá también

De todos modos, los dirigidos por Guardiola consiguieron un penal que tuvo que patearse dos veces: en la primera chance, Rui Patricio se adelantó de más cuando contuvo el remate de Sterling, mientras que en la segunda oportunidad el portugués le volvió a detener el remate, aunque dejó un rebote que aprovechó el inglés para abrir el marcador.

Luego, los roles cambiaron: el City se replegó para apostar a algún contraataque, en tanto que Wolverhampton tuvo que hacerse del protagonismo del juego a través de la posesión del balón.

Claudio Bravo reemplazó a Sergio Agüero.
Foto: AFP

Claudio Bravo reemplazó a Sergio Agüero.
Foto: AFP

Bajo esa estrategia, Sterling aprovechó un pase filtrado de Kevin De Bruyne para picar la pelota ante la salida del arquero rival y de ese modo darle el 2-0 parcial a su equipo.

A pesar de eso, los Lobos reaccionaron rápidamente y marcaron el descuento a través de Adama Traoré. Ese gol le permitió recobrar la confianza a los locales, que avasallaron a centros el área contraria.

Mirá también

Tanto es así que Raúl Jiménez igualó las acciones a los 82 y cuando parecía que todo terminaba igualado, Matt Doherty aprovechó un error de Otamendi para clavar un potente remate sobre el palo derecho de Bravo, que nada pudo hacer, y sellar el 3-2 definitivo.

Manchester City tuvo un triste Boxing Day. La diferencia con Liverpool se incrementó tres puntos más (52 vs. 39) y parece complejo que los de Klopp pierdan demasiado en lo que queda del recorrido.



Fuente: Clarin.com

Compartir