Lucas Pusineri, el regalo que Papá Noel trajo para Independiente antes de Navidad


“A ver si viene Papá Noel y me cumple el deseo a fin de año”. Lucas Pusineri había lanzado su anhelo al aire a comienzos de este diciembre. Y ahora tendrá una de las Navidades más felices de los últimos años. Al menos desde que es entrenador, seguro. Después de un par de reuniones con Pablo Moyano, se convirtió en el mediodía de este lunes en el nuevo director técnico de Independiente​.

Parecía adrede, pero todo fue casualidad. Cuando Pusi entró por la sede de la Av. Mitre, lo primero que vio fue a… ¡Papá Noel! Llegó a eso de las 17 y el personaje navideño de barba blanca, que estaba allí para sacarse fotos y recibir los deseos de los hinchas más chiquitos del Rojo lo recibió con los brazos abiertos.

Mirá también

Y hasta hubo foto entre Santa y el flamante entrenador del conjunto de Avellaneda, que un rato más tarde se dio la mano con el presidente Hugo Moyano​ y firmó su contrato hasta diciembre de 2020.

“Volver a esta sede me recuerda muchas cosas. Cómo pasa el tiempo. Quiero agradecerle a los dirigentes por su confianza”, fueron las primeras palabras del hombre de 43 años, que viene de buenas experiencias en Cúcuta y Deportivo Cali de Colombia.

Lucas Pusineri, nuevo DT de Independiente, junto a Pablo y Hugo Moyano.
Foto: Germán García Adrasti

Lucas Pusineri, nuevo DT de Independiente, junto a Pablo y Hugo Moyano.
Foto: Germán García Adrasti

“Quiero la unidad de todo Independiente. Cumplo un sueño al estar acá. Yo sabía que iba a volver, que los caminos se iban a volver a cruzar. Hace dos años tuve una charla, pero no se dio. Hoy es un muy buen momento para mí”, siguió. micrófono en mano, en la presentación organizada de un momento a otro en el gimnasio Bottaro de la sede.

Las imágenes de su recordado gol de cabeza ante Boca ​en el Apertura 2002, el último título local que ganó Independiente, se le vienen a la cabeza a todos los hinchas cada vez que se lo cruzan a Pusineri. Fotos y palabras de aliento recibió en sus primeros momentos dentro del club en el que jugó 148 partidos y marcó 19 tantos.

No quiso dar detalles de las decisiones que tomará con respecto al armado del plantel argumentando que “es prematuro hablar de eso, porque primero tengo que conocer a todos los jugadores”.

Pero adelantó la fórmula qué pretende utilizar en lo que será «su» Independiente: “Hay que trabajar para volver a tener mística y sentido de pertenencia, sumado a la garra y el corazón que no pueden faltar. Más allá del resultado, quiero que el equipo deje todo”.

No la tendrá fácil de movida Pusineri. El fixture no será un aliado. Tiene un inicio de ciclo furioso. El debut será de local, el 19 de enero, ante River en el duelo pendiente. El 26 visitará la Bombonera para medirse con Boca. Apenas tres días más tarde, recibirá a Rosario Central. Y el 2 de febrero jugará el clásico de Avellaneda en el Cilindro. Tres clásicos en los primeros cuatro compromisos.

Lucas Pusineri habla en la sede de Independiente.
Foto: Germán García Adrasti

Lucas Pusineri habla en la sede de Independiente.
Foto: Germán García Adrasti

“Es un lindo desafío el fixture. La vida está hecha de retos. Ojalá que los resultados sean satisfactorios y que el equipo tenga una identidad de juego”, dijo el ex mediocampista sobre el inicio complicado que tiene.

El 9 de febrero recibirá a Arsenal. El 13 será la ida ante Fortaleza por la primera ronda de la Copa Sudamericana​, en el Libertadores de América. Después jugará de local con Gimnasia (16/2), visitará a Huracán (23/2) e irá a Brasil ante Fortaleza el 27/2 por la revancha. Y cerrará en Avellaneda ante Central Córdoba, el 1° de marzo.

Todo se resolvió velozmente. Lucas retornó de Colombia el sábado pasado y el domingo por la mañana ya estaba sentado frente a Pablo Moyano contando su proyecto. No puso elevadas pretensiones con respecto a los refuerzos, pero sí pidió que no le desarmen el plantel actual.

Mirá también

Pretende la continuidad de futbolistas referentes como el arquero Martín Campaña y el goleador Silvio Romero. Conservando una base, más la promoción de algunos juveniles y alguna incorporación que pueda llegar, planea “recuperar la buena energía, como tenía el equipo en el que jugaba”, aseguró.

“Prometo trabajo. Hay mucha ilusión que quiero transmitirle al plantel y que ellos generen química con la gente. Como entrenador, no puedo dejar de pensar en lo que fui como jugador y eso es lo que voy a exigirles a mis jugadores”, sentenció Pusineri, con la sonrisa que lució en su cara desde que se abrazó con Papá Noel hasta que se fue, con la fecha del jueves 2 de enero en su cabeza.

Ese día se presentará ante sus nuevos dirigidos con su cuerpo técnico (Ruben Tanucci -ayudante de campo-, Ariel Perticarari -preparador físico- y Leonardo Díaz -entrenador de arqueros) y dará inicio oficial a su ciclo como el entrenador del Diablo.



Fuente: Clarin.com

Compartir