los principales equipos de Europa cambian de entrenador y hay argentinos en carpeta


El final del contrato entre Lionel Messi y Barcelona. La incertidumbre respecto a la permanencia de Cristiano Ronaldo en Juventus. La partida de Sergio Agüero de Manchester City. La disputa por quedarse con los servicios del joven noruego Erling Haaland. Había indicios de que el fútbol europeo tendría un activo mercado de pases en estos meses. Lo que no se esperaba era que ese movimiento alcanzara también a los bancos de suplentes de buena parte de los gigantes del Viejo Continente, que en estas horas ven salir y llegar entrenadores con una fluidez poco habitual.

En este pequeño universo laboral hay casos para todos los gustos: técnicos que deciden abandonar sus cargos, otros que son despedidos sin más, algunos que tienen empleo pero son seducidos por otros potenciales patrones e incluso no falta uno que flota en una nebulosa y sabe que solo conservará su puesto si sus jefes no consiguen un reemplazante que los seduzca.

El final del segundo ciclo de Zinedine Zidane en Real Madrid no resultó demasiado sorprendente, ya que las especulaciones al respecto se habían multiplicado en las últimas semanas. Los chispazos con la dirigencia encabezada por Florentino Pérez parecen haber motivado la decisión, anunciada este jueves, del entrenador que dirigió 263 partidos y obtuvo 11 títulos entre sus dos etapas.

Zidane se va del Real Madrid. (AP)

Zidane se va del Real Madrid. (AP)

Apenas conocida la partida del francés, comenzó la danza de nombres en la capital española. Entre los mencionados hay dos exjugadores del club que están haciendo sus primeros palotes como conductores: Raúl González, que está a cargo del Castilla (equipo filial del Madrid), y Xabi Alonso, DT del filial de Real Sociedad. El otro candidato es Mauricio Pochettino.

La situación del santafesino es incierta. Si bien tiene contrato con París Saint-Germain por una temporada más, el cierre de una campaña magra, en la que incluso el equipo de la capital perdió su hegemonía en la Ligue 1, y los desacuerdos con el director deportivo del club, el brasileño Leonardo, abren un signo de interrogación. Pochettino no aparece solo en el radar del Merengue, sino también de Tottenham, que busca con urgencia un entrenador que sustituya al joven interino Ryan Mason.

Pochettino con la Copa de Francia. (Reuter)

Pochettino con la Copa de Francia. (Reuter)

Si en Madrid el panorama es incierto, mucho más lo es en Barcelona. Por el momento, Ronald Koeman conserva su puesto, pero el presidente Joan Laporta no disimula su voluntad de despacharlo. Su sueño es traer de regreso a Josep Guardiola, con contrato en Manchester City hasta junio de 2023. En el camino quedaron otros nombres, como Hansi Flick, Frank Rijkaard y Jordi Cruyff.

Xavi Hernández, quien ya había sido mencionado como candidato tras el despido de Quique Setién en 2020, no parece convencer a Laporta. Si el mandamás no encuentra a alguien que llene todos los casilleros, mantendrá en el cargo a Koeman. Un detalle: despedir al neerlandés le costaría alrededor de 12 millones de euros.

Ronald Koeman está en duda en Barcelona. (EFE)

Ronald Koeman está en duda en Barcelona. (EFE)

En Italia, también hay mucho movimiento entre los grandes. Después de darle a Inter un Scudetto tras 11 años, Antonio Conte dio las hurras y partió, al parecer disconforme con el recorte presupuestario que le planteó la administración del empresario chino Steven Zhang. En un movimiento subterráneo y meteórico, el director general Giuseppe Marotta convenció a Simone Inzaghi. El exdelantero tenía acordada su renovación con Lazio, pero el jueves pegó un volantazo, dejó plantados a los dirigentes romanos y en las próximas horas será presentado como nuevo conductor nerazzurro.

Simone Inzaghi se muda de Roma a Milán. (EFE)

Simone Inzaghi se muda de Roma a Milán. (EFE)

También habrá cambio de mando en Juventus. Si bien todavía no hubo anuncio oficial, Andrea Pirlo podrá fin a su primera experiencia como entrenador tras una temporada en la que el conjunto turinés vio interrumpida su racha de nueve consagraciones seguidas en la Serie A y capituló en los octavos de final de la Champions League. Su sustituto será un viejo conocido de la casa, Massimiliano Allegri, quien volverá al club en el que se desempeñó por última vez como DT (se marchó en mayo de 2019) y con el que obtuvo 11 títulos.

Estos no fueron los únicos movimientos en Italia. El sexagenario Luciano Spalletti volverá a trabajar después de dos años de descanso: reemplazará en Napoli a Gennaro Gattuso, eyectado el domingo luego de que el equipo no se clasificara a la Champions. Poco permaneció como desempleado el exmediocampista, ya que fue contratado por Fiorentina. Y en Roma volverá a las andanzas el portugués José Mourinho, quien cubrirá la vacante que dejó su compatriota Paulo Fonseca.

José Mourinho vuelve al fútbol italiano. (AP)

José Mourinho vuelve al fútbol italiano. (AP)

En Inglaterra, la situación del Big Six parece más estable, al margen de la búsqueda de Tottenham. Ole Gunnar Solskjaer continuará en Manchester United, Mikel Arteta seguirá en Arsenal, Jürgen Klopp extenderá su estadía en Liverpool y Thomas Tuchel permanecerá en Chelsea, al que llevó hasta la final de la Champions League. Más allá de los deseos de Barcelona, Guardiola parece firme en el City.

La intriga se mantiene en torno a la continuidad de Marcelo Bielsa en Leeds, que cerró una temporada fantástica en su regreso a la Premier League tras 16 años de ausencia. En septiembre de 2020, luego de obtener el ascenso, el rosarino, fiel a su estilo, había firmado su tercer contrato con los Whites por una temporada y ahora está negociando otra renovación. “En cuanto se resuelva, el club lo anunciará”, sostuvo el domingo, luego de la victoria ante West Bromwich Albion.

Marcelo Bielsa debe responderle al Leeds. (Reuter)

Marcelo Bielsa debe responderle al Leeds. (Reuter)

En Alemania, también habrá cambio de timón en el superpoderoso Bayern Múnich. Tras 19 meses gloriosos, en los que obtuvo siete títulos (entre ellos, la Champions League en 2020), Hansi Flick partió para hacerse cargo del seleccionado teutón luego de la Eurocopa en reemplazo de Joachim Löw, de quien fue ayudante entre 2006 y 2014. Justamente Löw será una de las piezas codiciadas del mercado cuando se desvincule del combinado nacional. Por lo pronto, el banco del conjunto bávaro será ocupado por Julian Nagelsmann, quien condujo en las últimas dos temporadas al sorprendente Leipzig.

También hubo movimientos en Francia. Tres días después de conseguir el título en la Ligue 1, Christophe Galtier abandonó Lille el miércoles, pese a que todavía le quedaba un año de contrato. “Necesitaba un cambio. No quiero caer en una rutina, como sucede muchas veces”, argumentó. Su próximo destino podría ser el Olympique de Lyon, que también perdió a su DT: Rudi García se fue, enfrentado con el director deportivo, el brasileño Juninho Pernambucano.



Fuente: Clarin.com

Compartir