Los Grizzlies rompen la ‘ley Gasol’



Los Grizzlies rompen la 'ley Gasol' 1

Se acabó la espera: Memphis Grizzlies vuelve a los playoffs de la NBA después de tres años de ausencia. Los de Tennessee lo han logrado en el play in, a la segunda: estrenaron el nuevo formato con derrota ante los Trail Blazers, en la burbuja de Florida. Ahora se han desquitado. Como entonces, partían como novenos del Oeste. Pero esta vez han ganado dos partidos de mucho nivel para estar en las eliminatorias. Primero se deshicieron de los Spurs de Gregg Popovich, que enlazan dos años de ausencia, igua que los Warriors, la víctima de los Grizzlies en un partido definitivo en el que los de la Bahía eran muy favoritos y tenían el factor cancha a favor.

Pero los jóvenes de Taylor Jenkins, un entrenador joven (36 años) con más nueces que ruido (hace un grandísimo trabajo y se habla muy poco de él), han reventado los pronósticos. Ahora llega un duelo con los Jazz en el que los Grizzlies tienen muy pocas opciones pero seguramente darán guerra hasta donde puedan. Será el debut en playoffs de un proyecto que está realizando una reconstrucción mucho más rápida de lo esperado, prácticamente exprés. Tras ventilar la era dorada del grit and grind, se esperaban años en taller para una franquicia que ha ido, sin embargo, tomando excelentes decisiones en el draft, ya sea con picks altos (Ja Morant fue número 2 y Jaren Jackson Jr, 4) o mucho más bajos: el pasado noviembre maniobraron de maravilla para acabar (no eran elecciones suyas) con Desmond Bane (número 30) y Xavier Tillman (35). Dos aciertos rotundos. Lejos quedan los tiempos en los que se erró de forma dramática con el gigante Hasheem Thabeet, elegido con el número 2 en el draft de 2009, por delante de James Harden, Stephen Curry, DeMar DeRozan…

El mérito de estos Grizzlies es enorme: según la periodista Rachel Nichols, de ESPN, es el equipo con la media de edad más joven que consigue llegar a los playoffs desde OKC Thunder en 2011 con el histórico trío Kevin Durant-James Harden-Russell Westbrook. El 6 de julio de 2019, la era del grit and grind, años fabulosos de máxima competitividad y baloncesto de vieja escuela que enamoraron a la ciudad de Memphis, quedó definitivamente enterrada con el traspaso de Mike Conley a Utah Jazz. El base, una leyenda de los Grizzlies, se medirá ahora al que fue su equipo entre 2007 y 2019. Antes, el 7 de febrero, se rompió la carismática pareja que el base formaba con Marc Gasol, que fue traspasado a Toronto Raptors, donde solo unos meses después fue campeón de la NBA. Los Grizzlies se habían quedado fuera de los playoffs 2018 y el relevo generacional era necesario después de siete años seguidos en playoffs (2011-17), tres temporadas de 50 o más triunfos y una final del Oeste. La era dorada, por ahora, de la franquicia.

Y aquí viene el dato curioso, recordado por Hoopshype tras el partido contra los Warriors: será la primera vez que los Grizzlies, que nacieron en 1995 (acaban de superar el cuarto de siglo) juegan los playoffs sin un Gasol en su roster. Después de seis años sin éxito en Vancouver (de ahí viene lo de los osos) se mudaron a Memphis en 2001, con un Pau Gasol rookie (número 3 de ese draft) en las maletas. Pau fue Rookie del Año y jugador franquicia del equipo que, después, jugó tres temporadas seguidas playoffs (2004-06), siempre con eliminaciones en primera ronda y sin ganar ni un partido (0-12 total).

Después de quedarse fuera en 2007 y con su ciclo ya cumplido en el equipo, Pau fue traspasado a los Lakers el 1 de febrero de 2008. En L.A. ganó sus dos anillos de campeón y el traspaso, considerado en su momento uno de los mayores robos de la historia, no fue finalmente tan malo porque los Grizzlies recibieron los derechos de Marc, el hermano de Pau que había sido drafteado por los Lakers (número 48 en 2007). Marc dio el salto en el verano de 2008 y acabó siendo (tres veces all star, Defensor del Año…) uno de los pilares de aquel equipo inolvidable del grit and grind: el español, Conley, Zach Randolph, Tony Allen… Ahora los Grizzlies vuelven a playoffs por décima vez, esta vez sin Pau (en las tres primeras) ni Marc (en las siete siguientes). Nuevos tiempos.

 



Fuente: As.com

Compartir