Los cuatro aciertos y el fallo del Real Madrid en Ipurúa (1-3)


Los de Zinedine Zidane brindaron, ante el Eibar, uno de los partidos más bonitos de lo que va de LaLiga con una primera mitad para ver una y cien veces. Benzema hizo el primero y le dio el segundo a Modric, Kike García recortó distancias con una obra de arte, y mientras el Real Madrid pecó de falta de puntería los locales fueron creciéndose. La segunda mitad, mucho más igualada, fue de sufrimiento para los blancos, que supieron defender el resultado hasta que Lucas sentenció.

Arranque fulgurante

Los primeros 15 minutos del Real Madrid fueron para enmarcar, para utilizarlos en todas las academias alrededor del mundo como el mejor ejemplo de como superar la presión rival. Colectivamente los merengues estuvieron brillantes y particularmente Luka Modric y Karim Benzema dieron un recital de fútbol y clase que redondearon de la mejor forma posible, con dos goles que pusieron muy de cara el partido para los suyos.

Luka Modric
Actuación brillante de Modric | Soccrates Images/Getty Images

El mejor Luka Modric desde el Balón de Oro

El croata completó un 2018 para el recuerdo tanto con el Real Madrid como con Croacia en el Mundial, lo que le sirvió para llevarse merecidamente el trofeo que los mejores futbolistas persiguen, pero solo unos pocos consiguen. Sin embargo, fue recibir el galardón en París y se desinfló en una decadencia probable por la edad, pero a pasos agigantados, hasta la recta final del pasado curso. Modric fue de los mejores tras el confinamiento y en este inicio de curso es una delicia verle jugar en cada partido. Hoy volvió a ser el director de orquesta del conjunto blanco en una primera mitad sensacional con regates de mago, pases de genio y un gol que redondeó su noche.

Benzema está de dulce

El francés se lesionó cuando mejor estaba, con una racha goleadora importante, y le costó tras su regreso, pero lleva cinco goles en sus últimos cuatro partidos, lo que le convierte, con los anteriores, en el máximo goleador del equipo y candidato al Pichichi. Más allá de su gol en el día de hoy, y los que pudo marcar, hay que fijarse en la manera en la que juega, aunque no sea nada nuevo: controles dignos de Zidane, regates en el área que recuerdan a Raúl y la definición veloz de Ronaldo.

Karim Benzema
Benzema marcó uno y tuvo varios goles en sus botas | Soccrates Images/Getty Images

Ramos y Varane recuperan su consistencia

El Real Madrid encajó un gol, si, pero poco puedes hacer cuando un futbolista se saca de la manga semejante truco de magia. Más allá de esa acción, tanto Sergio Ramos como Raphaël Varane supieron cómo imponerse a Kike García y el resto de delanteros del Eibar durante todo el partido, y fueron vitales en la segunda mitad, salvando varias acciones de peligro muy claras, para que se mantuviese el resultado favorable hasta el gol final de Lucas Vázquez.

Faltó la sentencia

Luka Modric, Zinedine Zidane
El Real Madrid brilló, pero vio peligrar el resultado por falta de gol | Soccrates Images/Getty Images

Del mismo modo que es de halagar el gran inicio de partido del Real Madrid, cabe criticar que dejase escapar varias ocasiones para poner la puntilla antes de la primera media hora de juego. Benzema marcó uno y asistió a Modric en el otro, pero tuvo el tercero con un remate de cabeza que extrañamente se marchó desviado. Esos fallos pudo pagarlos caros en una segunda mitad en la que sufrió y la falta de acierto, o de pegada, es algo que corregir si se quiere aspirar a todo.



Fuente: 90min.com

Compartir