Los accionistas del Eibar aprueban presupuesto de 58M€ para la temporada 2020-2021


Los accionistas del Eibar aprobaron este jueves, en la junta general ordinaria, un presupuesto de 58 millones para la temporada 2020-2021. Los propietarios del club guipuzcoano de Primera División participaron por Internet en la primera junta telemática en los 80 años de historia azulgrana, que no fue presencial, sino a distancia, para evitar contagios por el coronavirus. La participación fue muy baja, porque sólo asistieron a la reunión virtual 251 accionistas (estaban conectados a la página web del Eibar) de los 11.000 existentes en 69 países. Esos 251 propietarios representaban 10.983 acciones, que suponen el 23% del capital social de la entidad. El Eibar cree que en el futuro, cuando acabe la epidemia, una fórmula mixta (presencial-telemática) posibilitará una mayor participación en la reunión anual de la masa accionarial.

Escudo/Bandera Eibar

La junta general ordinaria de accionistas se desarrolló por vez primera en la nueva sala de prensa de Ipurua, ubicada en los bajos de la nueva tribuna oeste. Sólo estuvieron presentes los miembros del consejo de administración presidido por Amaia Gorostiza y el personal del club necesario para que la reunión pudiera ser presenciada de forma ‘online’ en el canal de YouTube del Eibar, accesible desde la página web de la entidad eibarresa para cualquier persona (sea accionista o no) conectada vía Internet, además de una notaria. No hubo periodistas, mientras que las cámaras de los medios de comunicación sólo pudieron tomar imágenes en los primeros minutos, porque luego debían abandonar la sala.

Los propietarios del Eibar dieron el visto bueno a los 12 millones de euros de superávit (antes de impuestos) de la campaña 2019-2020, un beneficio que fue inferior a la cifra prevista (20 millones) como consecuencia del COVID-19, que provocó una caída de ingresos del 10% (unos cinco millones) porque el Eibar disputó muchos partidos a puerta cerrada, sin aficionados en las gradas de Ipurua por el coronavirus. Es decir, no se recaudó dinero por entradas en esos encuentros y, además, el club devolvió a los socios el dinero por los encuentros que no pudieron presenciar. También se redujo la entrada de dinero por patrocinios y publicidad. Además, la competición de Primera División, que estuvo parada tres meses (desde marzo a junio de 2020) por el COVID-19, se reanudó en junio y se prolongó hasta mediados de julio. Por este motivo, en las cuentas del ejercicio económico 2019-2020 no se incluyen los ingresos (ocho millones procedentes de derechos televisivos, patrocinadores y publicidad) y gastos (primas pagadas a los futbolistas) generados a partir del 1 de julio, que se incluirán en el presupuesto de la temporada 2020-2021.

Las cuentas de la campaña 2019-2020 fueron positivas gracias a los traspasos de jugadores, es decir a los ingresos extraordinarios. La venta de cuatro futbolistas en verano de 2019, Joan Jordán (14 millones), Rubén Peña (ocho millones), Marc Cucurella (comprado al Barcelona por dos millones, que luego lo recompró por cuatro millones), y Pablo Hervías (un millón), generó unos ingresos extraordinarios de 25 millones; aunque sólo se han contabilizado 18 millones en el presupuesto del ejercicio 2019-2020 y el resto del dinero se apuntará en las cuentas de la temporada 2020-2021.

Las cuentas de la pasada temporada (2019-2020) contaron con un respaldo mayoritario en las votaciones, realizadas vía Internet, en las que participaron 251 accionistas conectados a la página web. A favor se posicionaron propietarios de la entidad que poseían 10.850 acciones, con 47 votos en contra, 11 abstenciones, y 75 votos en blanco. En realidad, todos los puntos del orden del día gozaron de un amplio respaldo de la masa accionarial. En el apartado de ‘Ruegos y preguntas’ tampoco hubo sobresaltos, por lo que la junta fue una ‘balsa de aceite’.

El presupuesto azulgrana para la temporada 2020-2021 es de 58 millones de euros. Aunque la cifra real sería de 50 millones, porque 8 millones proceden del ejercicio económico anterior, ya que son los ingresos de los partidos de la campaña 2019-2020 disputados en julio (tras cerrarse el ejercicio económico el 30 de junio), dinero procedente de los derechos televisivos, patrocinios, y publicidad. Los ingresos previstos son de 58 millones (53 millones procedentes de ingresos por retransmisiones televisivas), y superarán a los gastos (53 millones). Así, se prevén unos beneficios (antes de impuestos) de cinco millones de euros, a pesar de la crisis económica mundial provocada por el coronavirus.

Minuto de silencio en recuerdo de los fallecidos azulgranas por el coronavirus

En el inicio de la junta, se ha guardado un minuto de silencio en recuerdo de los accionistas, abonados y aficionados azulgranas, así como sus familiares, amigos y conocidos fallecidos por el COVID-19. Durante el minuto de silencio, se pudo presenciar por Internet un video con el homenaje que hizo el club en Ipurua antes del partido contra el Getafe a los muertos por esta pandemia.

En su intervención ante los accionistas, la presidenta, Amaia Gorostiza, destacó que «2020 está siendo un año duro para todos, marcado por un virus que ha trastocado todos los planes y que está modificando nuestros hábitos. Desgraciadamente la enfermedad ha causado pérdidas humanas y daños irreparables, pero todos los que seguimos aquí tenemos la responsabilidad de unirnos y tirar para adelante. Estoy segura de que así será», pronosticó.

«¿Quién nos iba a decir hace un año lo que nos iba a cambiar la vida en tan poco tiempo? ¿Quién podría vaticinar que íbamos a tener que jugar con el campo vacío, sin el apoyo de nuestros aficionados y con un silencio abrumador que resta toda pasión a nuestro deporte? Lamentablemente, así ha sido. Y no nos queda otra que ser responsables, seguir adelante, y esperar que la situación vuelva a ser lo más parecida a la anterior a la mayor brevedad. Porque, de verdad, necesitamos a nuestra afición con nosotros, os necesitamos más que nunca, porque el Eibar es el equipo de todos nosotros. Porque el Eibar somos todos», afirmó.

En el balance deportivo de la temporada 2019-2020, Amaia Gorostiza ha destacado la permanencia del primer equipo masculino y el ascenso a Primera Iberdrola del femenino (subió al ser líder cuando se paró la competición liguera por el COVID-19). «Que una ciudad como Eibar, con apenas 27.000 habitantes, tenga a sus dos primeros equipos en sus respectivas máximas categorías, creo que es motivo de orgullo y muestra que estamos haciendo las cosas bien. No existe un club en toda Europa que, representando a una población tan pequeña como la nuestra, cuente con sus dos primeros equipos en la máxima categoría», resaltó.

La presidenta del club eibarrés subrayó «la importancia y el compromiso» de la entidad con su entorno y aseguró que «en nuestras siete temporadas en Primera División hemos aportado a las arcas públicas más de 100 millones de euros en impuestos».

Aunque Amaia Gorostiza explicó que el Eibar presenta «unas cifras de negocio que, en plena crisis sanitaria y económica como la actual, muestran que la gestión está bien encaminada. Pero somos conscientes de que esta situación no se puede mantener por mucho tiempo y que debemos ‘apretarnos el cinturón’, porque esta crisis va a perdurar en el tiempo, y lógicamente debemos estar preparados para afrontarla con la mayor de las garantías», indicó.

Por su parte, el consejero delegado del Eibar, Jon Ander Ulazia, recordó que «estamos haciendo historia con esta primera junta general telemática que celebramos. Lo hacemos porque nos obligan las circunstancias, pero confío en que, al igual que hicimos con el voto telemático a distancia, esta obligación nos lleve a celebrar futuras ediciones de la junta general de accionistas de forma simultánea entre el Teatro Coliseo (refiriéndose al lugar donde se ha celebrado últimamente esta reunión anual) y aquellos que queráis hacerlo a distancia. Creo que así facilitaremos la participación de nuestros más de 11.000 accionistas distribuidos en 69 países en el máximo órgano de decisión del club», señaló.

En relación a la posible entrada paulatina de público en los estadios en función de la evolución de la pandemia, y las decisiones que adopte el CSD (Consejo Superior de Deportes) y las comunidades autónomas en este sentido, Jon Ander Ulazia adelantó que el Eibar ayudará económicamente a los socios azulgranas que lo necesiten para poder pagar su cuota anual. «El consejo de administración va a adoptar una serie de medidas que serán presentadas en las próximas semanas con un claro propósito, que los motivos económicos no sean obstáculo para que cualquier aficionado pueda regresar a Ipurua a ver al Eibar», anunció.

En el apartado económico, el responsable de esta área en el consejo de administración, Joseba Unamuno, además de dar cuenta del resultado de la temporada 2019-2020 y el presupuesto para la presente (2020-2021), explicó que el Eibar cuenta con activos por valor de 90 millones de euros, 17 millones más que el año pasado. Además, el patrimonio neto se ha incrementado en el último año en un 30% y alcanza en la actualidad los 66 millones.

Unamuno desveló que el presupuesto de la campaña 2020-2021 se ha elaborado «teniendo en cuenta los ingresos mínimos ya asegurados en el momento de su formulación y gastos máximos. Por ello, no se prevén ingresos por taquillas y abonos de ningún tipo, a pesar de que esperamos que esta previsión no se llegue a cumplir por la vuelta de los aficionados a los estadios».

A este respecto, la presidenta, Amaia Gorostiza, confirmó que en una reunión del pasado martes de la LaLiga (patronal de clubes profesionales de fútbol), se llegó a un acuerdo para que la entidad presidida por Javier Tebas solicite al CSD que se produzca la vuelta parcial de los aficionados a las gradas de los estadios a finales de enero o principios de febrero, siempre que la epidemia de coronavirus esté controlada y dependiendo de la situación de cada comunidad autónoma.

El proyecto para construir una ciudad deportiva en Areitio sigue adelante

Asimismo, Amaia Gorostiza también anunció que en breve se producirá la licitación de la futura ciudad deportiva del Eibar, que se ubicará en Areitio, en el municipio vizcaíno de Mallabia. Eso supondrá que diferentes empresas podrán pujar por la construcción de un complejo deportivo con cinco campos de fútbol, que potenciará la cantera azulgrana y pondrá fin a la dispersión de entrenamientos de los diferentes equipos de la entidad guipuzcoana. A pesar de la crisis económica actual, el Eibar dispone de los recursos económicos para poner en marcha el proyecto más importante de su historia. Con el dinero que ha generado en sus siete campañas seguidas en Primera, ya asumió en su mayor parte la reforma y ampliación de Ipurua, cuyas cuatro tribunas se han rehabilitado para convertir el campo eibarrés en un moderno y acogedor estadio, que acogió su primer partido internacional amistoso entre dos selecciones, Euskadi-Costa Rica (2-1) el pasado 16 de noviembre. Fue un encuentro a puerta cerrada, como el resto de duelos que disputa el Eibar desde marzo, cuando golpeó con fuerza el COVID-19.

Finalmente, el responsable del área deportiva, el consejero Javier Gurrutxaga (exfutbolista azulgrana), detalló que el Eibar cuenta en su cantera con 14 equipos federados (10 masculinos y cuatro femeninos), además de los primeros conjuntos masculino y femenino, y el filial (CD Vitoria, de Tercera División). Estos equipos, junto con los cuatro grupos de la escuela de fútbol, Futbol Eskola (niños y niñas nacidos entre 2009 y 2011), cuentan con un total de 437 jugadores y casi un centenar de técnicos.



Fuente: As.com

Compartir