Lisandro López renovó con Racing y los hinchas están de fiesta


A falta de fútbol, a falta de emociones con la pelota, a falta de la adrenalina que siempre provoca el giro de la redonda, los hinchas de Racing al menos pueden sentirse privilegiados por las buenas noticias que vienen recibiendo. Hace unos días, Iván Pillud, un jugador muy querido por ellos, firmó la extensión de su contrato hasta mitad de 2022. Y este viernes le tocó el turno a un ídolo. Vía Zoom, Lisandro López​ rubricó lo que ya se había acordado desde hacía unas semanas: un vínculo hasta junio de 2021.

“Hola a todos los racinguistas. Por medio de este video, quería comunicarles que renové mi contrato con el club”, arrancó Licha en la publicación del sitio oficial. Después de lo estrictamente informativo, el capitán expresó su sentimiento por este nuevo ciclo que comenzará y le envió un mensaje a la gente, con un contenido de aliento en el marco del coronavirus.

Mirá también

“Es un motivo de orgullo y satisfacción poder seguir un año más en mi casa, con el compromiso y amor de siempre por este deporte, sobre todo por esta institución. Gracias por el amor de siempre y fuerzas en este momento tan difícil que nos toca pasar. Ojalá que nos veamos pronto en el Cilindro. Un abrazo grande”, les dijo.

El presidente Víctor Blanco ​celebró la firma. “Para el gran grupo que se formó en el plantel, es fundamental la continuidad de un jugador como Lisandro”, le comentó a Olé.

En un principio, Licha iba a prolongar su estadía solamente hasta diciembre, pero luego resolvieron estirarla seis meses más porque temen que en el semestre que queda pueda jugar poco debido la pandemia.

Mirá también

Tras una larga trayectoria en el exterior, con muchos años en Europa, el delantero volvió a Racing en enero de 2016 con un sueño que en 2019 pudo cumplir: ganar su primer título en el club del que surgió y por el que experimentó un sentido de pertenencia.

Campeón de la Superliga primero y del Trofeo de Campeones después, el atacante ahora va por la Copa Libertadores. Y por lo que fuera. Porque al hambre de gloria y el espíritu competitivo los mantiene inalterables.



Fuente: Clarin.com

Compartir