Las medidas que retratan a Klopp


En la previa del Real Madrid-Liverpool, Jurgen Klopp se mostraba contrariado por tener que disputar el encuentro en el Alfredo di Stéfano. «Es cierto que estamos jugando en estadios vacíos desde hace tiempo, pero esto es algo completamente diferente. Es un campo de entrenamiento. Es como si visitáramos al Manchester United y jugásemos en su campo de entrenamiento. Es algo muy diferente de cualquier otra cosa que hubiéramos experimentado antes», fueron sus palabras. Pero, ¿es verdaderamente un problema el feudo que habitualmente utiliza el Castilla?

Escudo/Bandera Real Madrid

Las dimensiones del mismo dicen que no. Es cierto que el escenario, a comparación con el Santiago Bernabéu, es completamente diferente. Ello puede llevar a pensar de que el Di Stéfano es más pequeño que un campo del primer nivel, pero nada más lejos de la realidad. Las medidas de ambos estadios son exactamente las mismas, 105×68 metros. Es decir, la estándar que se estipula en toda competición UEFA, la cual comparten 12 equipos de Primera División.

Anfield, por debajo de lo estipulado

Es más, Anfield es considerablemente más pequeño que el lugar en el que el Real Madrid ajustició a Klopp y sus hombres (3-1) este martes. El hogar del Liverpool tiene unas dimensiones de 101×68 metros, ligeramente por encima de lo que recomienda la FA (Federación inglesa) y por debajo de lo recomendado por la UEFA, como ya avanzábamos.

«Las dimensiones estándares de UEFA para los terrenos de juego son 105 m x 68 m. Asimismo, deberá haber un borde (de césped natural o artificial) de un ancho mínimo de 1,5 m en torno a todo el perímetro. Estas dimensiones se aceptan ya en todo el mundo y deberán considerarse obligatorias«. Así aparece en la ‘Guía UEFA de estadios de calidad‘, que se puede consultar en uefa.com.

En lo que respecta al césped, el Di Stéfano y el Santiago Bernabéu también comparten características, por lo que el verde es exactamente igual en ambos recintos, por lo que tampoco es excusa. Las Reglas de Juego de la International Board (IFAB) establecen que en partidos internacionales, el largo debe situarse entre 100 y 110 metros, en tanto que el ancho debe oscilar entre 54 y 75 metros. Es decir, el resultado del partido puede deberse a muchos factores, pero el haberse disputado en un campo de entrenamiento no es uno de ellos.



Fuente: As.com

Compartir