Las imágenes de Bale durmiendo en las gradas han colmado la paciencia de la afición del Real Madrid


Gareth Bale
Real Madrid CF v Deportivo Alaves – La Liga | Denis Doyle/Getty Images

Que Bale ya no cuenta para Zidane es algo más que obvio. A pesar de la gran cantidad de partidos tan concentrados que se está jugando en este final de liga y de la necesidad de rotaciones, el galés sólo ha disputado 1 encuentro de 8 y parece que no va a sumar más minutos esta temporada.

Por si fuera poco, el galés sumó ayer una más a su larga lista de acciones que dejan mucho que desear para con el club, sus compañeros y su afición. Durante el partido contra el Alavés (2-0), en el que el Real Madrid dio un paso más para ganar la liga del coronavirus, las cámaras de GOL lo captaron durmiendo en la grada con la mascarilla a modo de antifaz. Una imagen bochornosa. Una más.

Ya fue raro que Bale no se marchara la temporada pasada del equipo, sobre todo cuando lo tenía hecho con el Jiangsu Suning. Zidane intentó darle algo de confianza una vez vio que se tenía que quedar con él un año más (un laaargo año al final) y lo ha mantenido con bastante frecuencia en el equipo. Antes del parón había disputado 19 partidos, más de la mitad de los posibles, con lo que quedaba a las claras que no estaba en el ostracismo al que se ha visto relegado desde junio.

Sergio Ramos, Gareth Bale
DeFodi Images/Getty Images

No obstante, su aportación ha dejado muchísimo que desear. Solo ha marcado 2 goles (en agosto, ante el Villarreal) y no ha destacado especialmente en ningún momento de la temporada. No se ha revelado contra su situación y, como decía antes, se ha visto envuelto en más polémicas fuera del campo que en partidos para su equipo. Un auténtico esperpento que ayer dejó un capítulo más con su ‘sueño’ profundo.

Es posible que se agarre a su contrato, que expira en 2022, y quiera permanecer una temporada más en la que seguramente casi no sume minutos, cobrar su alta ficha y quedarse relajado en el banquillo mientras sus compañeros se parten la cara por el equipo. Pero los aficionados blancos, por una vez, están ‘en sincronía’ con Bale: como el galés, también tienen un ‘sueño’ profundo.

Ese sueño es ver a Gareth fuera del equipo. En el pasado, a pesar de sus numerosas lesiones, le dio muchas cosas al club, pero hace ya dos años en los que está dejando mucho que desear, también a nivel de profesionalidad. Cuanto antes se marche del equipo, mejor para todos. Incluso, aunque seguramente no lo piense, mejor para el propio Bale también.





Fuente: 90min.com

Compartir