La guerra entre los árbitros suma un nuevo capítulo en la denuncia por designaciones manipuladas


La guerra entre el Sindicato de Árbitros de la República Argentina y la Asociación del Fútbol Argentino sumó un nuevo capítulo. El fiscal Mario Gustavo Galante archivó la semana pasada la causa que Guillermo Marconi, secretario general del SADRA, le había iniciado a la AFA por alteración de resultados deportivos, mediante la manipulación en la designación de referís. Y la respuesta fue un comunicado en el que el gremio le apunta a Federico Beligoy, director de Formación Arbitral, e insiste que la denuncia seguirá vigente.

El comunicado sostiene que hubo “falsa información» de parte de empleados de la AFA, entre ellos Beligoy, «que cumple la doble función como director de Árbitros en actividad por la AFA y secretario general en función de la AAA», en cuanto al archivo del expediente judicial.

La causa se había iniciado cuando el SADRA pidió investigar «las distintas notas de prestigiosos periodistas deportivos» que hablaban sobre «la manipulación de árbitros y escandalosos arbitrajes en el Federal A, la Primera B Metropolitana y el Nacional B, organizados por la AFA».

De acuerdo al comunicado del SADRA, dicha investigación «se encuentra vigente en todos los términos legales, ya que el fiscal de Cámara, Dr. Martín Lapadú, manifestó que la denuncia puede seguir su curso con el impulso del querellante – en este caso el SADRA-, aún sin el impulso del Ministerio Publico Fiscal y hasta su finalización luego de un juicio oral y público a los implicados».

Guillermo Marconi impulsa la denuncia contra la AFA.

Guillermo Marconi impulsa la denuncia contra la AFA.

Esto es posible gracias a una reforma del Código de Procedimiento Penal de la Ciudad de Buenos Aires «sin antecedentes de aplicación a la fecha a nivel nacional», que consiste en que «el querellante –SADRA- siga actuando en el expediente con funciones similares a la del ‘FISCAL’ y sometiéndolas a decisión del juez actuante hasta la finalización del juicio”.

Marconi presentó la denuncia en octubre del año pasado. La causa fue radicada en el Juzgado número 60, a cargo de Luis Schelgel. Se citó a periodistas que escribieron artículos y publicaron información, como los casos de Ernesto Cherquis Bialo y Oscar Blanco.

Se habló de manipulación de referís y una alteración del sorteo. El procedimiento luego fue “a dedo”. El expediente de 150 fojas derivó en Galante, porque Schlegel se declaró incompetente.

Pablo Toviggino defiende los intereses de la AFA.

Pablo Toviggino defiende los intereses de la AFA.

Pablo Toviggino, secretario de la presidencia ejecutiva de la AFA, le dijo a Clarín que “la causa no tiene sentido: no hubo ningún delito y va tener consecuencias”. Y amenaza con un juicio por daños y perjuicios. Según Galante, la entrega de “dádivas” no fue verificada en la investigación y que la denuncia es “atípica de encuadre legal”.

La situación tiene una alta tensión desde hace un año, cuando el SADRA acusó discriminación porque sus árbitros no fueron designados para los partidos de los campeonatos, en el medio de una migración gremial a la Asociación Argentina de Árbitros que conduce Beligoy.

“Si los árbitros no sufrieron el descuento del 25% de sus salarios en abril, mayo, junio y julio, fue por la oposición del SADRA. La AFA, en su último balance de 2019, arrojó un superávit cercano a los 2 millones de dólares y además no dejó de cobrar la cuota de la televisión durante los meses inactivos, pero así y todo le pidió auxilio al Estado con el ATP para pagarle a sus empleados, entre ellos los árbitros”, le dijo Marconi a Clarín. Beligoy, en tanto, no respondió los llamados de este medio.

Mirá también

Mirá también



Fuente: Clarin.com

Compartir