La bronca de Lionel Messi durante el partido contra el Paris Saint Germain


Dos días pasaron del encuentro que Kylian Mbappé destrozó con sus cualidades a todo el Barcelona. El francés anotó tres goles en el marcador que terminó 4-1 a favor del Paris Saint Germain. Ese único tanto del conjunto culé fue de Lionel Messi, que le da una pizca de esperanza, para el partido de vuelta por los octavos de final de la Champions League.

Los flashes de todas las cámaras apuntaron a Messi. Justamente, el PSG, sueña con tenerlo en su plantel y parece que el rosarino, en cada partido que juega, no se siente cómodo, como en los años dorados del conjunto culé.

La defensa del Barça, con Gerard Piqué a la cabeza, no estuvo a la altura del encuentro. Sufrieron cada vez que Mbappé, tenía la opción de atacar hacia el arco de Marc-André Ter Stegen. Pasividad total de los jugadores blaugranas, que se vieron superados ampliamente por el equipo de Mauricio Pochetino

Las dos caras. Kylian Mbappé triunfante y Lionel Messi preocupado por el presente del Barcelona. REUTERS/Albert Gea

Las dos caras. Kylian Mbappé triunfante y Lionel Messi preocupado por el presente del Barcelona. REUTERS/Albert Gea

Quejas, movimientos de brazos, la mirada hacia abajo, la cabeza buscando algún tipo de solución, así vivió los 90 minutos Lionel. Enojado con la triste actuación de su equipo, que tuvo pocas ocasiones para, por lo menos, convertir otro tanto que ayudara a darle suspenso al partido y a la serie. 

El Barça no termina de hacer pie, en ninguna de las competiciones que está presente. Cada vez más lejos del Atlético Madrid en LaLiga, derrotado 2-0 en el partido de ida de la Copa del Rey ante Sevilla y ahora está a 90 minutos de quedar afuera de la Champions.



Fuente: Clarin.com

Compartir