Juegos Olímpicos de Tokio: entre la propuesta de pasarlos a 2022 y la duda de si se harán algún día


Los Juegos Olímpicos de Tokio fueron postergados para el próximo año por la pandemia de coronavirus, con la esperanza de que el retraso de doce meses -se disputarán entre el 23 de julio y el 8 de agosto de 2021- dé tiempo suficiente para superar la crisis sanitaria por el COVID-19. Sin embargo, hay quienes dudan de que la cita de la capital japonesa pueda celebrarse en sus nuevas fechas. Los últimos en sumarse a ese grupo de pesimistas fueron los economistas nipones Hiroko Ogiwara y Takuro Morinaga, quienes ven pocas chances de que se realice la máxima fiesta del deporte mundial.

Una de las razones en la que basan su pronóstico es la falta de una vacuna. «Generalmente, se necesitan entre uno y tres años para desarrollar vacunas. Y si se llega a inventar a tiempo, no va a haber chances de utilizarla en tantas personas en tan poco tiempo», comentó Ogiwara en una entrevista con el periódico japonés Nikkei Sports.

Mirá también

La economista y periodista nipona aseguró además que los Juegos Olímpicos no podrán estimular la economía de su país, como se esperaba que ocurriera si se disputaban este año, ya que muchos de los posibles espectadores optarán por no asistir a las competencias.

«Por el golpe que significó la pandemia a la economía mundial, mucha gente se verá en la necesidad de consumir menos y pensar más a largo plazo. Además, muchos preferirán evitar reuniones masivas por temas de seguridad. Creo que la economía japonesa necesitará alrededor de tres años para recuperarse», analizó Ogiwara.

La economista Hiroko Ogiwara aseguró que los Juegos de Tokio no podrán estimular la economía nipona como se esperaba. Foto AP Photo/Koji Sasahara

La economista Hiroko Ogiwara aseguró que los Juegos de Tokio no podrán estimular la economía nipona como se esperaba. Foto AP Photo/Koji Sasahara

Morinaga coincidió con ese análisis y afirmó que a nivel mundial, la recuperación podría llevar más tiempo. Y hasta avisó que si se celebran, los Juegos Olímpicos podrían significar una pérdida para Japón, porque exigirán una inversión extra de cerca de 3.000 millones de dólares, que sería aún mayor si se hace necesario invertir en test que garanticen que todos los involucrados en los eventos sean controlados para evitar el contagio. 

«Cancelar los Juegos Olímpicos minimizará la pérdida de Japón», afirmó quien trabaja como profesor de la Universidad de Dokkyo, ubicada en Saitama. Y sugirió que posponer la cita un año más, para 2022, sería más efectivo porque generaría un margen de tiempo mayor para encontrar y distribuir la vacuna.

Mirá también

Ogiwara y Morinaga no fueron los primeros en asegurar que la celebración de Tokio 2020 debería estar condicionada al desarrollo de una vacuna. En abril, por ejemplo, ya lo había sugerido Devi Sridhar, profesor de Salud Pública Global en la Universidad de Edimburgo. Y en mayo lo hizo Yoshitake Yokokura, presidente de la Asociación Médica Japonesa. 

Sin embargo, desde el Comité Olímpico Internacional descartaron que sin vacuna no se puedan llevar adelante los Juegos. «La recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es que continuemos con los planes para esa fecha y es lo que estamos haciendo, y eso no depende de una vacuna», aseguró a fines del mes pasado el australiano John Coates, miembro del COI y presidente de la Comisión de Coordinación de Tokio 2020.

Más allá de la posición oficial de seguir trabajando con la vista puesta en las nuevas fechas de 2021, lo cierto es que cada día son más las voces que ponen en duda que los Juegos Olímpicos se puedan celebrar a mediados del próximo año. 



Fuente: Clarin.com

Compartir